Por: Linda Hernández • Colombia.com

José Molina, el barrendero de las calles de Bogotá que aprovecha su labor para ser influencer

En sus redes sociales, el barrendero José Molina muestra con humildad la importancia que tiene todo el personal de aseo en la ciudad.

José Molina, de 43 años, no pierde la esperanza de que las personas aprendan a cuidar la cuidad. Foto: Instagram
José Molina, de 43 años, no pierde la esperanza de que las personas aprendan a cuidar la cuidad. Foto: Instagram

Desde hace tres años José Molina se levanta muy temprano para cumplir con su labor como barrendero de las calles de Bogotá, no importa si hace frío, llueve o hace calor, este hombre de 43 años se prepara con su overol azul e instrumentos de aseo para cumplir su objetivo; hacer que el ambiente que se encuentra lleno de basura y desagradable, se convierta de nuevo en un camino "reluciente".

Aunque su trabajo no es nada fácil, sus duras rutinas las convirtió en toda una experiencia de vida de la que se siente orgulloso, por eso vio las redes sociales como la herramienta perfecta para compartir sus vivencias, mostrar la importancia de su oficio y generar conciencia del cuidado del medio ambiente.

“Tenemos una hermosa ciudad y no tenemos la cultura para cuidarla. El decir de muchos es “ahí viene el barrendero y por eso podemos tirar todo, porque para eso le pagan”. Pero de eso no se trata. Lo que tenemos que buscar es una conciencia colectiva sobre el cuidado ambiental”, expresó Molina en entrevista con Alerta Bogotá.

Además de lo anterior, se considera 'influencer' porque con las fotos y videos que publica evidenciando el antes y después de las calles con una sonrisa en su rostro, busca transmitir esperanza, enseñar y alegrar el día de otras personas.

"Mi trabajo tal vez para muchos no sea el mejor o lo vean como poco, pero no es así, esto es un trabajo de servir a los demás. Estos tres años he aprendido a servir más, a contribuir a 'hermosear' mi cuidad, a contribuir un poco con el medio ambiente", dice en una de sus publicaciones en Instagram.

Molina concientiza a los ciudadanos sobre no botar basura en las calles y reciclar. Es apenas uno de los tantos hombres y mujeres que, a diario toman en sus manos las bolsas de basura, una pala y una escoba para hacer que el espacio público permanezca limpio.

Pese a que varios ciudadanos se sientan totalmente ajenos a su labor, haciéndola aún más compleja cuando sacan sus desechos el día que no corresponde o la dejan en espacios que no deberían, José Molina solo desea compartir mensajes de reflexión para que,  al igual que él, sus seguidores no pierdan la esperanza de un mundo más consciente, sean agradecidos con la vida y con Dios por lo que cada uno tiene ahora. Para él, su mayor satisfacción es llegar a casa con el deber cumplido.

"Llego muchas veces molido a casa, pero hago mi trabajo con amor, alegría sabiendo que es para Dios y que él es el que me da las fuerzas y salud y la paciencia para soportar tantas cosas. No importa lo mucho o poco que ganes pues es la bendición de Dios la que multiplica", anotó Molina en otra de sus publicaciones.