Copa Libertadores

Por: Redacción Edynson Ruiz, con información de EFE • Colombia.com

Jugadores de Boca Juniors pasaron la noche en la comisaría tras agresiones al final del partido

El plantel de Boca Juniors pasó la noche en una comisaría de Brasil, tras las agresiones al final del partido ante Atlético Mineiro.

Jugadores de Boca pasaron la noche en la comisaría de Brasil. Foto: Twitter captura pantalla ESPN.
Jugadores de Boca pasaron la noche en la comisaría de Brasil. Foto: Twitter captura pantalla ESPN.

El plantel de Boca Juniors pasó la noche en una comisaría de Brasil, tras las agresiones al final del partido ante Atlético Mineiro.

La eliminación de Boca Juniors este martes en octavos de final de la Copa Libertadores por el Atlético Mineiro brasileño terminó en una pelea generalizada en los vestuarios del estadio Mineirao de Belo Horizonte que tuvo que ser contenida por la policía.

La confusión se produjo luego de que el Mineiro eliminara en los penaltis por 3-1 al Boca Juniors, tras los empates sin goles en los partidos de ida y de vuelta, y garantizara su cupo en los cuartos de final de la Libertadores.

Los jugadores del club argentino, que protestaron por la eliminación de un gol que les hubiera garantizado la clasificación a cuartos de final luego de que el árbitro consultara el VAR, así como había ocurrido en el partido en Buenos Aires, comenzaron a provocar a los del conjunto brasileño aún en el túnel de acceso a la cancha.

Además de agredir a dirigentes y jugadores del Atlético Mineiro, así como a miembros del equipo de seguridad, los argentinos derribaron gradas de protección, una amplificador de sonido y otros objetos, además de lanzar botellas de agua a sus rivales.

La confusión tuvo que ser contenida por la Policía Militarizada, que tuvo que utilizar gases para dispersar a los jugadores y llegó a retener por desacato a algunos miembros de la delegación argentina.

La policía amenazó con retener en Brasil a dos de los jugadores del Boca Juniors y solicitó las imágenes de las cámaras de seguridad para intentar identificar a otros responsables por la confusión.

Pese a que la policía se comprometió a escoltar el autobús del club argentino hasta el aeropuerto, algunos miembros de la comisión técnica del Boca Juniors alegaron que permanecerían en Belo Horizonte hasta que todos los integrantes de la delegación fuesen liberados.

Algunas imágenes transmitidas por la televisión brasileña y argentina muestran al delantero Sebastián Villa arrojando un bote de basura y en otras es posible observar a los zagueros Marcos Rojo y Carlos Izquierdoz peleando con un miembro de los equipos de seguridad del estadio.

Por su parte en Boca alegaron que fueron atacados inicialmente por un miembro de seguridad y esto inició la discusión, además de ser cargados por algunos miembros del plantel del Mineiro. 

Las imágenes igualmente mostraron a miembros del Atlético Mineiro involucrados en la confusión, incluyendo al presidente del club brasileño, Sergio Coelho, que arrojó dos botellas de agua en dirección a los argentinos.

Posteriormente se conoció que 8 integrantes del plantel argentino en los que están incluidos Villa y Jorge ‘El Patrón’ Bermúdez, fueron imputados, motivo por el que todo el plantel se trasladó a una comisaría para declarar y así acordar una solución.

Los jugadores pasaron la noche en el bus junto a la comisaría, y están a la espera de una respuesta de las autoridades brasileras para poder regresar a su país.

 

Artículos Relacionados

+ Artículos