Por: Juan Carlos Garcia Sierra • Colombia.com

Pablo Escobar: el furibundo hincha del DIM que terminó siguiendo al Atlético Nacional

Aunque muchos crean que Pablo Escobar era hincha del Atlético Nacional, Pablo Escobar tenía el corazón en el poderoso Deportivo Independiente Medellín.

Pablo Escobar tuvo una estrecha relación con el fútbol. Foto: Youtube
Pablo Escobar tuvo una estrecha relación con el fútbol. Foto: Youtube

Aunque muchos crean que Pablo Escobar era hincha del Atlético Nacional, Pablo Escobar tenía el corazón en el poderoso Deportivo Independiente Medellín.

Un 2 de diciembre de 1993 sobre los tejados de un barrio de Medellín moría uno de los hombres más poderosos del mundo, que con un imperio criminal se convirtió en uno de los mayores enemigos de todo un país y también en el más sanguinario de los delincuentes: Pablo Escobar.

Solo, sin su poderío, sin su enorme séquito de escoltas y sirvientes, y usando barba y bigote, las balas del Comando élite de la Policía Antinarcóticos dieron fin a la vida de un hombre que tres décadas después sigue siendo una leyenda en su país y en el mundo.

Pablo Emilio Escobar Gaviria no solo fue uno de los capos más temidos de la historia, detrás de su figura había un hombre que era reconocido por sus obras de caridad mayúsculas, unos dicen que esto era una pantalla para obtener respaldo y protección popular, y otros que en el fondo de su corazón había humanidad.

Fue precisamente su corazón el que lo llevó a la muerte, porque minutos antes de ser ubicado por efectivos de la Policía Nacional, Pablo Emilio Escobar Gaviria había llamado desde un teléfono satelital a su esposa, la comunicación fue interceptada y significó el final de una oscura época de la historia colombiana.

El corazón de Pablo Escobar estaba repartido entre su familia y una de sus grandes pasiones, el fútbol. El líder del Cartel de Medellín era reconocido por gustar del deporte más popular del mundo y aunque muchos crean que era hincha furibundo del Atlético Nacional, su corazón era poderoso, porque el capo de la mafia colombiana era seguidor del Deportivo Independiente Medellín.

Escobar vs Cartel de Cali: un partido a muerte

La lucha entre el cartel de Medellín y el cartel de Cali se trasladó al campo deportivo porque Escobar Gaviria y los hermanos Rodríguez Orejuela se tranzaron en una disputa por mostrar quién tenía mejor equipo, porque los líderes del cartel caleño eran hinchas y accionistas del América de Cali.

Pablo Escobar llegó a vincularse con Atlético Nacional porque logró que en su dirigencia se lavaran dineros de sus operaciones de narcotráfico, pero el capo no era verdolaga de corazón, su pasión estaba en el rojo y azul de la capital antioqueña, no obstante, a su club no logró entrar y prefirió mantenerse en los verdes.

Mientras el América de Cali contrataba lo mejor de lo mejor en cuanto a jugadores del continente, pero no pudo conquistar la Copa Libertadores de América, la que perdió en tres oportunidades consecutivas, Atlético Nacional, con Escobar a la sombra, se trazó la idea de ganar por primera vez para un equipo colombiano el trofeo más preciado de los clubes en el continente.

Dicen que Atlético Nacional ganó la Copa Libertadores de América de 1989 porque Pablo Escobar la compró, pero el fútbol del equipo y la calidad mostrada por sus figuras, como el caso de René Higuita, Andrés Escobar, Alexis García, Bendito Fajardo y Palomo Usuriaga, entre otros, dicen que el equipo antioqueño fue superior deportivamente a los que enfrentó.

La obtención de la Copa Libertadores de América en 1989 con un Atlético Nacional conformado por solo jugadores nacidos en Colombia hizo que el equipo se convirtiera en el favorito de los colombianos de todos los puntos cardinales.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Fútbol

Lo más leído en Colombia.com