Colombia.com Bogotá Miércoles, 21 / May / 2014

Osorio, perfil de un discreto jugador que pasó a técnico ganador

Juan Carlos Osorio, que fue un discreto jugador, se ha convertido como técnico en el artífice de los últimos títulos del Atlético Nacional.

Osorio, perfil de un discreto jugador que pasó a técnico ganador
Juan Carlos Osorio el técnico más ganador en Colombia de los últimos años. Foto: EFE.

Nacido hace 52 años en Santa Rosa de Cabal, una ciudad al lado de Pereira, capital del departamento de Risaralda, en el centro del país, Osorio comenzó su carrera en el Deportivo Pereira, del que fue jugador de mediocampo entre 1982 y 1984, sin dejar mayor huella en ese paso.

Los dos años siguientes los pasó en el Internacional de Porto Alegre, uno de los clubes grandes de Brasil, desde donde regresó a Colombia para jugar en el Once Caldas de Manizales las temporadas de 1986 y 1987.

Su carrera como jugador fue corta y en 2001, a los 30 años, ya estaba trabajando como asistente técnico y preparador físico del Manchester City en la Premier League de Inglaterra, donde permaneció cinco años.

Por esa época que pasó en Inglaterra y su don de gentes se ganó los apodos de "Lord" y "Sir", como se le conoce en el fútbol colombiano.

A su regreso a Colombia, ya graduado como técnico, fue fichado por Millonarios entre 2006 y 2007, y luego pasó por el fútbol estadounidense en equipos como el Chicago Fire y el Red Bull New York. Con este último fue campeón en 2008.

Osorio volvió de nuevo a Colombia en 2009 para dirigir al Once Caldas en el que había sido jugador sin pena ni gloria, y en 2010 lo llevó al título.

Se aventuró nuevamente en el exterior en 2011 como técnico del Puebla de México, y al año siguiente regresó fichado por el Atlético Nacional.

Disciplinado, serio, detallista y confiado en sí mismo, Osorio, que en sus inicios con Nacional no fue bien acogido por la afición por imponer un estilo diferente, en el que predomina la rotación de jugadores, se ganó con resultados el respeto de la hinchada.

Los papelillos en los que anota con rojo las fallas de sus jugadores y con azul sus aciertos, son una característica suya como también lo es el envío de mensajes escritos a los jugadores cada vez que entra uno nuevo en el campo.

Los títulos que el fútbol no le dio como jugador los ha conseguido como técnico, especialmente con el Nacional, donde ha levantado seis trofeos, incluidos tres consecutivos de los torneos Apertura y Finalización entre 2013 y 2014.

Los otros tres títulos que ha ganado con el equipo verde de Medellín son dos Copa Colombia, que reúne a los 36 equipos de primera y segunda categoría, así como el de la Superliga de 2012, que enfrenta a los campeones del torneo Apertura y del Finalización.

Donde se ha quedado corto Osorio es en la Copa Libertadores, que Nacional ya ganó una vez, en 1989, triunfo que no ha podido repetir al caer eliminado este año en cuartos de final por el Defensor Sporting de Uruguay.

EFE