Por: Jessica Mutis • Colombia.com

El impacto de una tormenta solar con la Tierra podría afectar las señales de GPS y radio el 19 de julio

La reconocida “Mujer del Clima Espacial”, Tamitha Skov investigadora de la Corporación Aeroespacial, publicó el pasado sábado el modelo de predicción de la NASA donde predicen el acontecimiento.

La tormenta solar podría afectar algunas conexiones. Foto: Twitter @TamithaSkov
La tormenta solar podría afectar algunas conexiones. Foto: Twitter @TamithaSkov

La reconocida “Mujer del Clima Espacial”, Tamitha Skov investigadora de la Corporación Aeroespacial, publicó el pasado sábado el modelo de predicción de la NASA donde predicen el acontecimiento.

Se trata de una tormenta geomagnética, también conocida como tormenta solar la cual impactaría el planeta. Estas se refieren de acuerdo a la NASA a un fogonazo de un cañón. Un estallido de luz que llega a la Tierra en cuestión de minutos y también transporta partículas de alta energía que interactúan con nuestra atmósfera.

En el video publicado, Skov indica “¡Golpe directo! Un filamento en forma de serpiente lanzado como una gran tormenta solar mientras está en la zona de impacto de la Tierra” agregando “La NASA predice el impacto el 19 de julio. Es posible que se produzcan fuertes espectáculos de Aurora con éste, en las latitudes medias”. 

Se cree que este suceso se de con más frecuencia los próximos años. Foto: Twitter @TamithaSkov
Se cree que este suceso se de con más frecuencia los próximos años. Foto: Twitter @TamithaSkov

Por otra parte, explicó “El largo filamento en forma de serpiente se desplaza por el Sol en un impresionante ballet” sumado a ello “La orientación magnética de esta tormenta solar dirigida a la Tierra va a ser difícil de predecir. Si el campo magnético de esta tormenta se orienta hacia el sur, pueden darse condiciones de nivel G2 (posiblemente G3)”.

Las tormentas solares se clasifican del 1 al 5, por lo que un G2 se trataría de un impacto moderado. Las interferencias sobre los GPS o las señales de radio pueden durar desde unos pocos minutos hasta horas, si son más intensas. 

Cuando llegan a la Tierra estos filamentos «La energía de una erupción solar interactuará con la ionosfera, la capa más externa de la atmósfera que es crítica para las señales de radio», explicó a The Washington Post Alex Young, director asociado de ciencia en la división de heliofísica del Centro de Vuelo Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

Otro de los efectos que acarrean las tormentas solares son la producción de auroras, que se dan cuando las partículas expulsadas por el Sol alcanzan la Tierra entran en la atmósfera por regiones cercanas a los polos. Al interactuar con los átomos y las moléculas de la atmósfera, en la región entre unos 95 y 750 kilómetros de altura donde la densidad es suficiente, las partículas del viento solar comunican la energía que llevan a altos niveles energéticos a las partículas atmosféricas. La rápida desexcitación de estas últimas produce entonces la radiación luminosa que se conoce como auroras polares.

Se espera que, en los próximos años, estos eventos sean más frecuentes, puesto que a finales de 2019, el Sol comenzó un nuevo ciclo con una actividad solar mínima que irá aumentando en el transcurso de su ciclo natural de aproximadamente once años. Se espera que la actividad máxima se produzca entre 2024 y 2026.
 

Artículos Relacionados

+ Artículos