Por: Karen Benavides • Colombia.com

Lanzan nuevo módulo que se acoplará al segmento ruso de la Estación Espacial

En el cohete Soyuz-2.1B, despegó el pasado 24 de noviembre el nuevo segmento que se acoplará al módulo ruso en la Estación Espacial Internacional.

Lanzan nuevo módulo ruso que se acoplará a la Estación Espacial Internacional. Foto: Twitter @roscosmos
Lanzan nuevo módulo ruso que se acoplará a la Estación Espacial Internacional. Foto: Twitter @roscosmos

En el cohete Soyuz-2.1B, despegó el pasado 24 de noviembre el nuevo segmento que se acoplará al módulo ruso en la Estación Espacial Internacional.

El pasado miércoles, 24 de noviembre, el cohete Soyuz-2.1B despegó desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) con el Prichal (muelle ruso), un nuevo módulo que se integrará al segmento ruso en la Estación Espacial Internacional; el lanzamiento se dio, tal como estaba previsto, a las 13H06 GMT. Ahora, se espera que el acoplamiento se dé el próximo viernes, 26 de noviembre.

El Prichal no cuenta con una propulsión propia, y es esta la razón por la que está volando adosado a la Progress M-UM, un carguero que está modificado especialmente para llevar este segmento hasta su destino (la EEI), transportando 700 kilogramos de carga. Es importante conocer que, tras el lanzamiento, 9 minutos después la nave entró con éxito en una órbita designada por los científicos.

“¡563 segundos después, tal y como estaba programado, la nave Progress M-UM con el módulo Prichal se separó de la tercera etapa del cohete portador!”, dio a conocer la agencia espacial rusa, Roscosmos, en su cuenta oficial de Twitter.

Los tripulantes rusos que actualmente se encuentran en la Estación Espacial comenzaron a prepararse para la llegada del Prichal, a principios de esta semana, con simulaciones de controles manuales, si se llegara a dar una situación en la que el sistema automático de atraque presentara fallas.

Vale la pena mencionar que el Prichal se unirá al módulo-laboratorio ruso ‘Naúka’, el primero enviado al espacio por este país en los últimos 11 años, el cual fue lanzado el 21 de julio de este mismo año y terminó de acoplarse a la estructura el 29 de julio.

En esta zona, la cual tiene una longitud de 13 metros y un peso de más de 20 toneladas, se llevan a cabo todo tipo de experimentos o investigaciones científicas específicas. De hecho, es muy importante, no solo por los increíbles paneles solares de 56 metros cuadrados o porque fue la encargada de sustituir al módulo de acople Pirs que funcionó durante 20 años, sino porque se espera que en un futuro pueda servir como una base para crear una plataforma orbital rusa independiente.

Este puesto espacial actualmente está siendo operado por los astronautas de la NASA Raja Chari, Thomas Marshburn, Kayla Barron y Mark Vande Hei; los cosmonautas rusos Anton Shkaplerov y Pyotr Dubrov; y Matthias Maurer de la Agencia Espacial Europea.

Artículos Relacionados

+ Artículos