Por: Jessica Mutis • Colombia.com

La Antártida es golpeada por la contaminación

Las consecuencias de la contaminación, en este caso con los microplásticos, llegaron al continente blanco como lo demostró el más reciente estudio de la Universidad de Canterbury de Nueva Zelanda.

en total fueron 13 diferentes tipos de componentes. Foto: Shutterstock
en total fueron 13 diferentes tipos de componentes. Foto: Shutterstock

Las consecuencias de la contaminación, en este caso con los microplásticos, llegaron al continente blanco como lo demostró el más reciente estudio de la Universidad de Canterbury de Nueva Zelanda.

El estudio, fue realizado en el año 2019 recolectando muestras de nieve en 19 lugares distintos de la Plataforma de Hielo de Ross. En un comunicado de la Universidad, Alex Aves aspirante a un doctorado afirma “Es sumamente triste, pero el hallazgo de microplásticos en la nieve fresca de la Antártida pone de manifiesto que la contaminación por plásticos llega hasta las regiones más remotas del mundo”. 

La investigación fue publicada hace poco, en la revista científica  The Cryosphere, y confirmó que en total fueron 29 partículas de microplásticos por litro en muestras de nieve derretida, que pertenecen a 13 tipos de compuestos distintos, el más común de los cuales es el PET (tereftalato de polietileno), un plástico omnipresente en nuestro día a día, presente en artículos de uso común, como las botellas o las prendas de ropa.

Además, se asegura que este hallazgo supone una potencial amenaza para el ciclo natural de vida de las especies y organismos del continente. Anteriormente, ya se habían evidenciado estas partículas en el agua y el hielo marino, y son capaces de influir en gran magnitud en el clima, generando una aceleración en el proceso de derretimiento del hielo y nieve, como lo informa el texto. 

"Cuando Alex viajó a la Antártida en 2019 teníamos la esperanza de que no encontraría restos de microplásticos en un punto tan remoto y prístino como este", afirma la profesora asociada de Física Ambiental Laura Revell. Pero mayor fue la sorpresa cuando confirmaron que estas partículas estaban en todas las muestras obtenidas. 

¿Cómo llegaron las partículas? 

Los científicos indicaron que los modelos atmosféricos apuntan, a que viajaron miles de kilómetros en las corrientes de aire, aunque no se descarta que sean gracias a la presencia humana en el continente. "En los estudios publicados en los últimos años hemos aprendido que, dondequiera que busquemos, encontramos microplásticos transportados por el aire", comentó Laura Revell, coautora de la investigación.

¿Cómo se realizó la investigación?

Aves analizó muestras de nieve utilizando una técnica de análisis química llamada “espectroscopia infrarroja de transformada micro-Fourier”. Esto le permitió identificar las partículas antes de analizarlas posteriormente con ayuda de un microscopio para determinar el color, tamaño y forma de los restos de plásticos. 

Estos datos obtenidos, sin duda dejan como conclusión y es que el poder de la contaminación a través del plástico ya llegó a todos los rincones del planeta. Cabe abonar que, este proceso ayudará en futuras investigaciones. “Es increíblemente triste, pero encontrar microplásticos en la nieve fresca de la Antártida resalta el alcance de estos contaminantes”, concluye Ave

Artículos Relacionados

+ Artículos