Por: Jessica Mutis • Colombia.com

Estudio revela que hace 90 millones de años la Antártida fue una frondosa jungla

Se pudo evidenciar además que en dicha época el polo sur tenía un clima templado.

El estudio fue publicado en 2020. Foto: Shutterstock
El estudio fue publicado en 2020. Foto: Shutterstock

Se pudo evidenciar además que en dicha época el polo sur tenía un clima templado.

De acuerdo al estudio que data del año 2020 publicado por Nature, esto se produjo gracias al exceso de CO2 exactamente en la era de los dinosaurios que se dividió en tres periodos: riásico, Jurásico y Cretácico. Este último, tuvo sus inicios hace 145 millones de años culminando hace 66, en la mitad de ese periodo, se dio el acontecido suceso, que se debe de acuerdo a las investigaciones a que en ese tiempo el clima y las condiciones de vida eran muy diferentes a las actuales. 

Johann P. Klages sedimentólogo del Instituto Alfred Wegener lideró el estudio de una secuencia sedimentaria (proceso tectónico de hundimiento del fondo de una cuenca sedimentaria simultáneo al depósito durante un largo periodo de tiempo) extraída de la plataforma antártica occidental, los restos del Cretácico recogidos más al sur hasta la fecha. 

Los restos fueron hallados en el suelo marino a 900 km de lo que es la actual Antártida, cerca a los glaciares Pine Island y Thwaites descubriendo una red de 3 metros de largo de raíces fosilizadas con restos de polen, esporas y plantas con flores con un extraordinario nivel de conservación.

El encargado de estudiar el polen y las esporas para reconstruir el clima y flora de aquella época fue Ulrich Salzmann, paleoecólogo de la Universidad de Northumbria, quien afirmó “Resultó particularmente fascinante ver el polen fósil y otros restos de plantas tan bien conservados en un sedimento depositado hace unos 90 millones de años cerca del Polo Sur. Los numerosos restos de plantas indican que la costa de la Antártida Occidental era, en aquél entonces, un denso bosque templado y pantanoso, similar a los bosques que se encuentran hoy en Nueva Zelanda”. 

La alta concentración de dióxido de carbono, produjo una diversidad amplia de vegetación "sin una gran glaciación antártica", explican los expertos. Así mismo, se cree que había lluvias con potencial similar al de las tropicales de hoy en día. Debido a los drásticos cambios en el clima, la Antártida se adaptó a las bajas y desafiantes temperaturas polares. 

Lo asombroso del caso, es la cantidad de dióxido registrado puesto que para 2021 la concentración global de dióxido de carbono rondaba las 416 partes por millón, este dato se empezó a medir en 1959, mientras que los datos del estudio indican “antes de nuestro estudio, la suposición general era que la concentración global de dióxido de carbono en el Cretácico era de aproximadamente 1.000 partes por millón. Pero en nuestros experimentos basados en modelos, la concentración llegó a niveles de 1.120 a 1.680 partes por millón, necesaria para alcanzar las temperaturas promedio de ese momento en la Antártida". 

Artículos Relacionados

+ Artículos