Por: Redacción Tecnología • Colombia.com

Cereté, el 'pueblito' colombianos donde aseguran el "Diablo" se paseó por una calle

"Nadie le vio los cachos, pero es altísimo", dijeron algunos habitantes del barrio San Alberto, en Cereté, Córdoba, tras la supuesta "aparición" del Diablo. 

Actualización
La supuesta aparición del Diablo, asustó a más de uno en este 'pueblito' de Cordoba, Colombia. Foto: Shutterstock
La supuesta aparición del Diablo, asustó a más de uno en este 'pueblito' de Cordoba, Colombia. Foto: Shutterstock

"Nadie le vio los cachos, pero es altísimo", dijeron algunos habitantes del barrio San Alberto, en Cereté, Córdoba, tras la supuesta "aparición" del Diablo. 

"Es el diablo, es el diablo", decían los habitantes del barrio San Alberto, en Cereté, un 'pueblito' de Cordoba. Aunque ocurrió en el 2010, aún es un mito 'vigente' que aterra a los habitantes que ya vivieron la supuesta experiencia paranormal. 

El clamor de los habitantes es el mismo, a medianoche, el "Diablo", sube del Infierno a 'desandar' y asustar en Cereté. Según reseñaron los medios regionales, la primer persona en verlo fue Elisa Romero, quien en ese entonces, vivía cerca del caño Bugre. 

"No dejé de gritar, cuando una sombra grande, empezó caminar hacia mi y sentía el miedo", contó Elisa. Pero cuando despertó a todo el mundo, con los gritos, nadie pudo dormir.

Los vecinos atemorizados, se acostaron con los niños que estaban aterrados por lo que había ocurrido, pero luego, de esa "aparición", un niño salió a jugar y también quedó petrificado por su compañero de juegos. 

La madre del niño, asegura que el pequeño le contó que estaba jugando en la calle con otro niño, cuando este le habló con una voz gutural, fuerte y tenebrosa y de pronto, dejó de "de ser un niño" y comenzó a crecer. El pequeño salió corriendo, petrificado del susto por lo que había ocurrido. 

El clamor del pueblo ante la iglesia, era que bendijeran las calles por que las "apariciones" ya tenían a todos asustados. Mientras que otros aseguran que el "Señor de las Tinieblas" se acercó al pueblo por que había "mucha brujería negra". 

El temor era casi "colectivo" y es que los habitantes aseguraban que después de la bendición del sacerdote en el sector, se continuaban viendo "cosas inexplicables", se escuchan "gritos y alaridos" en horas en las que no había nadie en la calle y gatos negros con "ojos rojos". Sin embargo, aseguraban que nadie le alcanzó a ver los cuernos, pero sí coincidían en algo, el Diablo, "era alguién altísimo". 

Artículos Relacionados

+ Artículos