Por: Redacción Tecnología • Colombia.com

Rosalía Lombardo: la momia de una niña que "parpadea" desde el más allá

La pequeña dejó de respirar y sus padres no soportaron su ausencia, por lo que decieron embalsamarla.

Actualización
La pequeña parpadea varias veces en el día y lo ha hecho desde su embalsamiento. Foto: Twitter  @Sgaywalker
La pequeña parpadea varias veces en el día y lo ha hecho desde su embalsamiento. Foto: Twitter @Sgaywalker

La pequeña dejó de respirar y sus padres no soportaron su ausencia, por lo que decieron embalsamarla.

La historia de Rosalía Lombardo es bizarra y un misterio sin respuestas precisas, se trata de la momia más pequeña y además, "sigue parpadeando" desde el 'Más Allá'.

Rosalía Lombardo dejó de respirar cuando tenía dos años, se había enfermado de neumonía y sus padres no soportaron su ausencia, buscaron un embalsamador.

Según los datos referenciales, el padre de Rosalía contactó a Alfredo Salafia, a quien muchos consideraban extraño y atrevido en sus métodos para embalsamar cuerpos.

La niña quedó tan hermosa, que fue enviada a la Capilla de los Niños de las Catacumbas de Capuchinos, en Italia, allí fue su lugar de descanso por mucho tiempo.

Algunos fieles católicos comenzaron a notar que la niña parpadeaba, y por esta acción tan poco común, la bautizaron como "Santa Rosalía", un símbolo de la cultura italiana.

Durante más de un siglo la niña se mantuvo intacta, y los expertos intentaron descrifrar el hecho, de que pudiera parpadear y el misterio paranormal se convirtió en leyenda urbana.

Otros expertos consideraron que quizás el embalsamador tenía técnicas similares a la de los egipcios, y que por efectos de la luz, parecía que la niña podía abrir sus 'ojitos', pero todo son teorías, la realidad es que ella sigue abriendo sus ojos desde el "Más Allá". 

Algunos devotos de Santa Rosalía aún asisten a las Catacumbas para pedirle por la salud de sus niños, porque están casi convencidos de que la niña tiene poderes sobrenaturales.

Artículos Relacionados

+ Artículos