Por: Redacción Turismo • Colombia.com

Itagüí, Antioquia, un lugar de mucho emprendimiento en donde se le rinde culto a la pereza

Una de las zonas más industrializadas del país cuenta con un festival en el que la pereza es la reina, pero a esa reina no la llevan en andas, sino que le toca andar al compás del arte y las festividades propias del ocio creativo.

Itagüí es uno de los municipios más pequeños de Colombia, pero a la vez es sinónimo de industria. Foto: Twitter @JaimeACanoM
Itagüí es uno de los municipios más pequeños de Colombia, pero a la vez es sinónimo de industria. Foto: Twitter @JaimeACanoM

Una de las zonas más industrializadas del país cuenta con un festival en el que la pereza es la reina, pero a esa reina no la llevan en andas, sino que le toca andar al compás del arte y las festividades propias del ocio creativo.

La pereza cuenta con un lugar en donde se le rinde culto, entre bostezo y bostezo, y ronquido y ronquido, esa “locha” que aparece en cualquier momento y en cualquier lugar y que ataca a hombres, mujeres, ancianos y niños por igual, tiene en el festival de la pereza de Itagüí su mejor expresión, pero ojo, mucho ojo porque es muy diferente de lo que se cree.

Este municipio perteneciente a la zona metropolitana de la ciudad de Medellín en el sur del Valle de Aburrá no es ninguna excepción a la regla del empuje y tesón paisa, al contrario, este municipio es uno de los más industrializados del país y desde él la capital del departamento de Antioquia y el mismo departamento comenzaron a labrarse un nombre como la tierra del progreso y la tecnificación en el país.

Es imposible dejar de nombrar a Diego Echavarría Misas cuando se habla de Itagüí, primero porque este filántropo y rico hacendado y empresario nació en la población, y porque allí se edificó el barrio Ditaires en honor a su esposa, doña Benedikta Zür Nieden, a quien llamaban Dita y los "Aires de Dita" fue una hacienda del señor Echavarría.

La festividad del día mundial de la pereza es el evento que clausura las fiestas de la industria, el comercio y la cultura y se lleva a cabo el día 26 de septiembre, y en esta fecha se invita a toda la comunidad y a los visitantes para que sean actores y no espectadores del ocio creativo y la creación artística.

Vecinos y extraños llegan a Itagüí con almohadas, colchones, carpas de camping y sacos de dormir para disfrutar de los espacios destinados al arte y la expresión mientras se disfruta de un “motoso” bien merecido, aunque para los itagüiseños el trabajo es una religión, porque con día de la pereza incorporado, ellos son poco perezosos.

El eslogan del día mundial de la pereza es muy diciente, “por el derecho a la pereza, todos a trabajar”, un evento que hace parte del patrimonio inmaterial del municipio y, además, ha sido declarado como uno de los eventos más autóctonos y originales del país por medios internacionales.

Si le da pereza ir al festival de la pereza, entonces mejor no vaya, porque trabajo es lo que hay en esta celebración, un día en el que se disfruta del arte y el ocio creativo mientras se despereza el cuerpo un rato.

TAGS: Pereza, Itagüí

Artículos Relacionados

+ Artículos