Colombia.com

Parque de los poetas

El Maestro Eduardo Carranza dijo en uno de sus hermosos versos que Cali era un sueño atravesado por un río, quizás no existe mejor definición de la Sultana del Valle y quizás este significado deba estar fuera de concurso porque quienes conocen, viven y gozan Cali puedan confirmar esta razón.

Parque de los poetas
Foto: Avianca

ALMA Y ESPÍRITU ARTÍSTICO DE LA CIUDAD

En Cali la Iglesia de la Ermita siempre tiene un halo místico y justo en sus alrededores existe un lugar que atrae a propios extraños porque su ambiente es de inigualable placer, se trata del Parque de los poetas, un homenaje a la poesía del Valle del Cauca. Este parque que es contiguo al del gato del río, hace parte de ese sentir sublime caleño que recorre toda la alegría del ser humano en todas sus manifestaciones, comunicando que aquí hay puros sentimientos y que en esta ciudad se puede dar rienda suelta a todos ellos.

Ubicado entre las carreras 1 y 3 y entre las calles 12 y 13 en pleno centro, este original parque fue inaugurado en el año de 1995 y es un territorio ganado al abandono y a la indigencia para convertirse en fuente de la inspiración, un espacio del arte que se sobrepuso a la degradación.

Foto: Nómadas Urbanos

Los protagonistas de este parque son poetas que le dieron mucha gloria al Valle del Cauca y que en láminas de bronce de color blanco pero que ahora lucen de color verde, parecen cobrar vida y hacer sentir a quien los contemplan que se encuentran plácidos buscando a la musa o recitando sus inigualables obras.

El maestro escultor José Antonio Moreno quiso rendir un sentido homenaje a los poetas Jorge Isaacs, Carlos Villafañe, Ricardo Nieto, Octavio Gamboa y Octavio Llanos y para ello tomó sus humanidades a modo de esculturas con el fin de mantener viva en la memoria caleña sus obras, producciones que tantas alegrías han otorgado a la región y al país, obteniendo incluso importante reconocimiento internacional.

En este bello lugar se realizan espectáculos artísticos de todos los géneros como muestra de la vocación cultural de cada uno de los caleños y como fiel prueba ante el visitante de una raza sensible que puede erizar fácilmente su piel.

Foto: Pinterest

En el Parque de los Poetas existe una escuela de poesía a la cual asisten numerosos admiradores del arte entre los que por fortuna se cuenta con un numeroso y creciente número de niños, una razón más que poderosa para hacer todos los esfuerzos por mantener en el mejor estado el lugar.

“Y un año escrito en mis constelaciones, Cali me sucedió”, continúa el maestro Eduardo Carranza alabando a Cali, una ciudad que sueña y hace soñar, una ciudad inspirada que se desborda en inspiración y que siempre tiene la convicción de darle los espacios que se merece a la cultura.

Foto: Agencia Viajes op tours

Y continúa Carranza con su “la palabra Cali perfuma el recuerdo”, y es que la añoranza por épocas diferentes en los que la ciudad tenía en su oxígeno a la poesía hace que se sueñe con que esos tiempos volverán y arrullarán a toda la población con su melodía para que se imponga sobre el ruido de motores y sobre los ecos de corazones agitados por tanto movimiento metropolitano.

El Parque de los Poetas de Cali es un lugar que sin tener tanta promoción debe visitarse sin objeciones porque es la confirmación de que Cali no es llamada gratuitamente como La Sucursal del cielo.