Colombia.com

Castillo San Felipe de Barajas

Esta obra es el más importante complejo defensivo construido por la ingeniería militar española en el nuevo mundo.

Castillo San Felipe de Barajas
El Castillo de San Felipe de Barajas es el símbolo de Cartagena por excelencia. Foto: Shutterstock

La fuerza de un pueblo libre

Lo llaman Castillo San Felipe pero en realidad es una fortaleza, sus murallas son quienes han hecho que a Cartagena de Indias se le conozca como la ciudad amurallada.

Foto: Shutterstock

Una ciudad que siglo tras siglo sigue siendo apetecida, primero por piratas y corsarios y ahora por turistas que ávidos de aventura y regocijo en el mar Caribe no llegan en galeones sino en cruceros, aviones y automóviles con la idea de ser encantados por un embrujo sin igual que a muchos ha contagiado y que tiene efectos secundarios; es cierto porque a Cartagena no basta con visitarla solo una vez, es un lugar al que siembre se regresa con toda la emoción que el espíritu puede albergar.

Descubre más sitios turísticos de Cartagena AQUÍ

En los siglos XVI y XVII el Mar Caribe era el lugar que piratas, corsarios y bucaneros querían capturar, en sus costas se encontraban riquezas que muy pocos podían resistir y las armadas de Inglaterra y Francia en franca disputa con la Corona Española decidieron lanzarse en expediciones que buscaban robar las riquezas que los españoles llevaban de sus territorios conquistados en el nuevo mundo hacia Europa.

Cuenta la leyenda que se utilizaron esclavos africanos para la construcción de esta colosal obra de la ingeniería militar y que fue usada su sangre como elemento mezclado para pegar las piedras que componen cada muralla, verdad o mito, la fortificación lleva cinco siglos en pie y aunque con restructuraciones a lo largo de los años, la mayoría de sus componentes han resistido el paso del tiempo y los estragos que las inclemencias que el clima del Caribe puede ocasionar.

Foto: Shutterstock

Ubicado en la colina de San Lázaro a 40 metros sobre el nivel del mar, esta poderosa estructura bélica estaba dotada de una vista inmejorable debido a que desde allí se podía observar perfectamente los movimientos que desde tierra o mar se realizaran con intenciones de ataque, el Castillo San Felipe contaba con 63 cañones y albergaba a 500 hombres.

Son famosas las expediciones que se hicieron por tomarlo a sangre y fuego y que fueron comandadas por el francés Barón de Pointis y el inglés Edward Vernon encontrando gran resistencia por parte de Sancho Jimeno, gobernador de Cartagena y después por el mítico almirante Blas de Lezo, un vasco tuerto, manco y sin una pierna que fue considerado un verdadero terror de los mares y reconocido defensor de la corona española.

Fue Blas de Lezo quien con solo 6 buques y 3600 hombres se enfrentó al asedio que Edward Vernon hizo a Cartagena en su plan de capturarla, el inglés lideraba una flota de 186 buques con 27.000 hombres a bordo pero encontró tal fiereza en Blas de Lezo y sus hombres que después de varios días de combates, los ingleses cayeron rendidos por la fiebre amarilla y por la sagacidad del almirante español.

Foto: Shutterstock

El Imperio Británico sumaba una estrepitosa derrota con ribetes épicos para los españoles y especialmente para su comandante, Blas de Lezo, cuya leyenda aún resuena entre las piedras que componen los muros del fuerte caribeño.

El Castillo de San Felipe de Barajas es el símbolo de Cartagena por excelencia, sus murallas reúnen muchos años de historia y visitarlo es sencillamente obligatorio, es considerado como una de las siete maravillas de Colombia y la Unesco lo declaró como patrimonio de la humanidad.

Foto: Shutterstock

Visite un verdadero ícono de la arquitectura militar española en América, disfrute del Castillo de San Felipe de Barajas, no solo una fortaleza de antaño sino la imagen viva de la bravura del pueblo cartagenero quien siempre amó la libertad.

También puedes ver: Mejores playas de Colombia