Colombia.com Bogotá Viernes, 27 / Dic / 2019

Cuidado con los alimentos que mezclas

La alimentación es un alimento serio y su completa efectividad no depende únicamente de los alimentos que consumes, también lo es de lo que combinas.

Alimentos que no se deben mezclar
Saber combinar los alimentos ayuda a cuidar mejor tu digestión. Foto: Shutterstock

Las combinaciones que realizas no siempre resultan ser lo más adecuado porque pueden causar efectos negativos en el cuerpo, aunque frutas, vegetales y proteínas son esenciales hay que tener mucho cuidado con lo que las acompañamos.

Aquí te vamos a ilustrar acerca de lo que no debes combinar para obtener una mejor alimentación, libre de problemas:

Consume las frutas fuera de las comidas al igual que los jugos, lo ideal es que después de un almuerzo pesado tomes una taza de agua caliente o una bebida de la misma temperatura, el jugo lo puedes dejar para un par de horas después ya que las frutas o el jugo de estas sobre las comidas generan trastornos digestivos como agrieras debido a que pones a trabajar más a los jugos gástricos generando incomodidad y pesadez. Las bebidas tibias o ligeramente calientes estimulan la digestión.

Foto: Shutterstock

Las papas combinadas con el arroz son fécula y almidón, por lo tanto generan obstrucciones en el intestino.

Es mejor usar sal marina que sal refinada común porque no contiene tanto sodio, se recomienda igualmente no cocinar la sal sino agregarse a la comida previo al momento de servirse.

No es recomendable consumir frutas ácidas con dulces debido a que se desnivela la producción de jugos gástricos en el organismo, lo cual puede generar úlceras y hace que las famosas y deliciosas ensaladas de frutas no parezcan tan inofensivas y saludables.

Mezclar granos, por ejemplo, fríjoles y lentejas, no es una práctica aconsejable porque sus cáscaras no son de fácil digestión y al ser mezcladas están forzando al aparato digestivo.

Foto: Shutetrstock

No es bueno agregar frutas dulces a las ensaladas porque se intoxica la sangre, las sales de los vegetales y el azúcar de la fruta generan incompatibilidad y malas digestiones.

El aguacate no debe combinarse con lácteos, frutos secos o huevos debido a que produce digestiones lentas y además produce problemas en el hígado, mejor combínalo con sal y apio ya que es ideal para tratar problemas de los intestinos.

Foto: Shutterstock

Después de haber ingerido quesos es bueno dejar que el organismo descanse varias horas antes de recibir una nueva comida, los lácteos generalmente requieren un gran trabajo digestivo y agregarle más comida lo satura.

Las comidas saturadas de grasas y proteínas vegetales exigen un esfuerzo adicional a los riñones, así es que si asistes a un asado, come con mesura, no debes decir que eres vegano, solo no te atragantes con las asaduras.

Estas son algunas recomendaciones que nos ayudarán a mantener la buena salud del organismo sin necesidad de privarse, basta con saber cómo combinar los alimentos y aprovecharemos mejor sus propiedades nutritivas.

Redacción Vida Sana - Colombia.com