Actualización: Vie, 01 / Mar / 2019 7:36 am
Colombia.com Bogotá Vie, 01 / Mar / 2019 7:31 am

El aseo laboral es indispensable para un buen rendimiento en el trabajo

Expertos aseguran que en un recinto laboral existen un promedio de diez millones de bacterias por metro cúbico en el aire, y hasta 25.000 microbios en teléfonos y teclados. La influenza, infecciones respiratorias, enfermedades de la piel y alergias se pueden prevenir con una adecuada limpieza y una desinfección a fondo.

El aseo laboral es indispensable para un buen rendimiento en el trabajo
Un ambiente aseado es sinónimo de buen rendimiento laboral. Foto: Shutterstock

Para muchos, el ambiente de trabajo se asocia con jornadas maratónicas de reuniones, llamadas interminables y horas frente al computador y, así mismo, con un escritorio caótico con torres de papeles y el consabido vaso de agua o la tasa del café que no les queda ni tiempo de levantarlo en todo el día.

Según Diego Acevedo, Gerente de Diseño Soft de la empresa Sodexo, “un ambiente de trabajo agradable y limpio genera armonía y un mejor desempeño laboral porque estos factores impactan directamente en la salud y en la vida emocional del individuo”.

Un estudio de la Universidad Estatal de San Diego (EE.UU.) concluyó que en un recinto laboral existen un promedio de diez millones de bacterias por metro cúbico en el aire y que la mayor concentración de estos, sobre objetos, se encuentran en los escritorios y las sillas pero los teléfonos y los teclados no se quedan atrás pues pueden concentrar hasta 25.000 microbios por metro cuadrado.

Es por esto que, una asepsia adecuada para deshacerse de estos microorganismos va de la mano de un espacio ordenado que da una imagen profesional al sitio de trabajo, y es que un ambiente desordenado o sucio, transforma el lugar de trabajo en un sitio desagradable, e incluso peligroso e influye en forma negativa en el comportamiento de las personas.

Muchas veces el orden y la limpieza son conceptos asociados al ámbito doméstico y no al empresarial, sin embargo, un ambiente sucio, con pisos resbaladizos, materiales colocados fuera de lugar o acumulación de desperdicios son factores para dilatar las tareas e incluso causar tropiezos, resbalones, caídas y en el peor de los casos hasta incendios.

Ahora, si bien es cierto que la limpieza en una empresa es responsabilidad de la organización, el orden en cada ambiente laboral también depende de cada usuario, quien por norma debería mantener su puesto de trabajo organizado y limpio, y adquirir la cultura de usar los últimos instantes de su jornada para organizar sus elementos de uso diario, sin importar que en la mañana el personal especializado pase por su puesto para hacer un trabajo a fondo que incluye la limpieza de los muebles,  el piso, los vidrios, los gabinetes y la desinfección del escritorio y los teléfonos o los comandos de la maquinaria, si se habla del ámbito industrial.

Esta limpieza a fondo tiene el propósito de controlar microorganismos como los virus, las bacterias y los ácaros, presentes en cortinas, tapetes y muebles, y los cuales son causantes de la influenza, infecciones respiratorias, enfermedades de la piel o alergias que producen lagrimeo, goteo de la nariz, congestión nasal y estornudos. Es por esta razón que la organización debe tener en cuenta que se hace recomendable la limpieza y desinfección exhaustiva de todos los espacios laborales, desde las oficinas hasta los lugares comunes como salas de reuniones, pasillos, cafetería, recepción, salas de espera y los mismos parqueaderos.

Frente a este tema, en las plantas industriales hay un factor que las diferencia de las labores en oficina y es el proceso de limpieza, que influye en la calidad de los productos que se fabrican allí, sobre todo si se trata de alimentos o productos de aseo y belleza. En este sentido el experto de Sodexo asegura que en estos ambientes la asepsia no solo es importante para el bienestar del trabajador, sino que también se torna fundamental a la hora de prevenir contaminaciones de los productos, deterioro en la maquinaria de producción e incluso problemas de contagios entre los miembros de la planta.

Esto finalmente no solo afecta al usuario o trabajador, si no a la empresa, ya que en caso tal de que el empleado deba ausentarse por alguna infección, la productividad disminuirá en la compañía. Por salud, por higiene y por respeto a los trabajadores es bueno mantener los espacios laborales en estado óptimo y aseados.

Juliana Palomino - Colombia.com