Por: Redacción Vida Sana • Colombia.com

Estudio revela que los zapatos podrían ser portadores del COVID-19

La investigación fue realizada por hospitales de Wuhan y publicada por los Centros de Control y Prevención de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

El virus puede propagarse por el piso al caminar. Foto: Shutterstock
El virus puede propagarse por el piso al caminar. Foto: Shutterstock

La investigación fue realizada por hospitales de Wuhan y publicada por los Centros de Control y Prevención de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Un reciente estudio llevado a cabo por el Hospital Houshenshan de Wuhan, reveló que el coronavirus podría transmitirse por aire hasta 13 pies de distancia, una distancia más grande de la que se estipula para el distanciamiento social. 

Según dichos análisis, el virus del COVID-19 quedaría alojado de esta manera en las suelas de los zapatos, así como en otras superficies como teclados, computadoras, camas y botes de basura.

En el reporte, se evidenciaron elevadas tasas de contagio en superficies contaminadas, tanto en salas de UCI como en las regulares, al usar “hisopos prehumedecidos para tomar muestras de los pisos, las computadoras, los botes de basura, las máscaras para pacientes, el equipo de protección personal y las salidas de aire".

Foto: Shutterstock

Así mismo, los investigadores de la Academia de Ciencias Médicas Militares de Beijing, aseguran que la mayoría de muestras tomadas en el piso dieron positivo, lo cual podría deberse a la gravedad y al flujo del aire que hace que la mayoría de las gotas del virus queden flotando en el suelo.

“Además, a medida que el personal médico camina por la sala, el virus se propaga por todo el piso, como lo indica la tasa de positividad del 100% encontrada en el piso de la farmacia, donde no había pacientes”, explica el reporte.

De hecho, dichas muestras también fueron tomadas de las suelas de los zapatos del personal médico que se encontraba en la UCI, y sorprendentemente el resultado fue positivo para coronavirus, lo que significa que “podrían funcionar como portadores”.

Foto: Shutterstock

Al respecto, Marcos García Ojeda, experto en microbiología, explica que lo sorprendente es que “los empleados de la sala general que tienen pacientes con COVID-19 leve, no tenían el virus en la suela de sus zapatos. Así que es bien posible que haya una relación directa entre el nivel de gravedad de la enfermedad y la cantidad de virus que el paciente este dispersando”.

Lo cierto es que se deben tomar precauciones para prevenir el contagio, pues el virus podría alojarse en las superficies menos pensadas. Además, “se recomienda principalmente a los trabajadores de la salud desinfectar sus zapatos, así como todo aquel que pudo haber estado expuesto al coronavirus”, añade el especialista.

De hecho, la conclusión de este estudio dejó una recomendación adicional basada en el distanciamiento social, el cual debería ser de 13 pies, que es el máximo alcance de la propagación del virus, es decir, aproximadamente 4 metros.

Artículos Relacionados

+ Artículos