Actualización: Sáb, 12 / Sep / 2015 12:56 pm
Sábado, 12 / Sep / 2015

¿Tus metas son diferentes a las de tu esposo?

¿Has escuchado esta frase? Esto puede causar discusiones, enojo, frustración y hasta puede acabar con un matrimonio si se desconoce cómo manejar la situación.

¿Tus metas son diferentes a las de tu esposo?

Con la comunicación y el amor se puede volver a fijar metas, pero si no se tiene la costumbre de hablar sobre las necesidades de cada uno, debido al miedo o al egoísmo, posiblemente no vivirán felices. Por ello, aquí te doy algunos consejos para que tus metas y sueños vayan siempre de la mano con los de tu pareja.

1. Enfócate en lo que quieres

Antes de hablar con tu pareja, lo primero que debes hacer es reflexionar sobre tus metas: ¿qué es lo que quieres lograr?, ¿cómo lo harás?, ¿esta meta es personal o puede incluir a mi pareja?, ¿para qué fin lo quieres hacer? Te recomiendo realizar un escrito donde organices tus metas dependiendo su prioridad y el tiempo en que serán realizadas. Cuando tengas bien definido lo que quieres, ahora sí es momento de hablar con tu pareja.

2. Escucha sus metas

El éxito de un matrimonio consiste en poner en claro a dónde se dirigen y qué es lo que quieren alcanzar. Pide a tu pareja que se tome un tiempo para realizar el mismo ejercicio que tú, para poder conocer cuáles son las necesidades y metas que quiere cada uno. Esto les ayudará a conocerse más, saber por qué sus metas son diferentes y a esclarecer mejor el camino que puedan seguir. Recuerda que en un matrimonio lo recomendable es trabajar en equipo.

3. Las metas son de dos

Aunque las metas sean individuales, se debe buscar el apoyo de la pareja para que éstas dejen de ser personales y se conviertan en objetivos que quieran lograr juntos. Un ejemplo muy sencillo: mi meta es recuperar el peso que tenía; ésta es una meta individual, pero mi marido deberá involucrarse al 100% ayudando a que la pueda alcanzar. ¿Cómo? cambiando sus hábitos alimenticios, haciendo ejercicios juntos, etc.

4. Ejecutar un plan de acción

No vale la pena saber cuáles son las metas que se quieren, si alguno de los dos no está 100% comprometido a realizarlas. Deben estar involucrados y conocer a la perfección el tiempo, las responsabilidades y funciones que llevarán a cabo. Realicen un compromiso y confíen en que los dos podrán obtener resultados.

5. Lograr una motivación

Cuando alguno de los dos esté por derrumbarse ante las adversidades y crea que las metas son inalcanzables, es momento de motivar a la pareja. Es importante tener pensamientos positivos, dejando a un lado los miedos al fracaso, el estrés, la angustia y la inseguridad, pues estos no ayudarán a tu pareja a concentrarse en cumplir con su parte.

6. Disfruten las recompensas

Cuando hayan logrado cumplir con alguna de las metas, deberán reconocer el esfuerzo mutuo y felicitarse por los logros obtenidos. Es importante festejar y no dejar pasar este momento pues saber que lo pudieron lograr juntos es la clave de la unión en pareja.

7. Plantearse nuevas metas

En todo matrimonio existen muchas metas pero, cuando se han logrado, es importante plantearse otras. Esto fortalecerá su matrimonio, su compromiso, su confianza y la alegría de saber trabajar juntos.

Interlatin / Adriana Acosta Bujan, Familias.com