Actualización: Mié, 23 / Dic / 2015 1:40 pm
Miércoles, 23 / Dic / 2015

Las vacaciones tienen el mismo beneficio en la salud que el ejercicio

Estudios han demostrado que no tomar vacaciones incrementa el riesgo de sufrir o padecer un ataque al corazón en un 35%.

Las vacaciones tienen el mismo beneficio en la salud que el ejercicio
Las vacaciones tienen el mismo beneficio en la salud que el ejercicio

De acuerdo a los expertos no tomarse unas vacaciones incrementa el riesgo de sufrir o padecer un ataque al corazón en un 35%, debido a la presión que generan las largas jornadas de trabajo y las preocupaciones del día a día, por lo cual una temporada de descanso es necesaria para reducir el impacto negativo que genera el estrés en la salud.

“Se estima que alrededor del 38% de los colombianos sufren de estrés laboral. Esta situación aumenta los niveles de cortisol en el cerebro de las personas y puede llegar a causar enfermedades tanto físicas como psicológicas. Por esta razón, es fundamental tomarse una temporada de descanso ya que las preocupaciones se reducen y los niveles de endorfina aumentan, lo que  la convierte en un elemento tan importante para la salud como el ejercicio” explicó María Danela Sogamoso.

Además de ayudar a reducir el estrés, las vacaciones también incrementan la creatividad debido al cambio de entorno que facilita nuevas ideas, reducen el insomnio, aumentan el estado de ánimo y mejora las relaciones interpersonales.

Te puede interesar: Recomendaciones para el cuidado de los ojos en vacaciones

“El estrés en el trabajo representa una reducción en la productividad de los colaboradores y un descenso en la calidad de vida que implica en muchos casos una baja laboral. Es muy importante, saber reconocer cuándo se presentan casos de este tipo para actuar a tiempo y evitar contraindicaciones graves en la salud de las personas”concluyó María Danela.

El estrés laboral por lo general se presenta cuando las exigencias del entorno superan la capacidad de las personas para realizarlas o mantenerlas bajo control, y puede manifestarse  en diversas formas como  irritabilidad, depresión, frustración, y por lo general están acompañados de agotamiento físico y/o mental.

Los expertos recomiendan que, además de tomarse unas vacaciones que permitan descansar o realizar actividades fuera de la rutina, es importante también implementar las siguientes acciones:

  • Planificarse: realizar listas de actividades pendientes permiten tener una priorización de los quehaceres, así como ayudar a no olvidar las tareas y organizar el tiempo de la jornada laboral.
  • Tener la capacidad de decir no: es necesario negarse cuando se cree que se compromete en algo que no se puede realizar o cuando se está desviando del presupuesto.
  • No apuntar a la perfección: una meta inalcanzable y aunque fuera posible de lograr genera una tensión poco sana e injustificada.
  • Realizar actividad física: es una de las mejores formas de descargar tensiones, volverse más activo, ganar eficiencia en el trabajo y sobre todo, dejar a un lado las preocupaciones aunque sea por un corto tiempo.