Actualización: Jue, 25 / Nov / 2010 11:34 am
Jueves, 25 / Nov / 2010

¿Qué te engorda sin comer?

Algunos factores de tu vida diaria pueden hacer que ganes unos "kilitos" de más a pesar de llevar una dieta saludable.

¿Qué te engorda sin comer?

Dejar de fumar

Es un hecho: las personas que dejan de fumar aumentan entre 2 y 4,5 kilos como media sólo por dejar el tabaco. ¿La explicación? En primer lugar, la nicotina disminuye el apetito y en segundo, aumenta el metabolismo, y si no reduces tu ingesta de calorías o haces más ejercicio para compensar, aumentarás de peso.

¿Qué puedes hacer? Pide al médico que te aconseje una dieta y un plan de ejercicios.

El estrés

Cuando el ritmo de vida se acelera, el organismo percibe una amenaza y adopta el “modo de supervivencia”. En esa situación, el cuerpo empieza a segregar cortisol, la hormona del estrés. Esta hormona produce un doble efecto: aumenta el hambre y provoca una apetencia especial por alimentos dulces y grasos, con muchas calorías.

¿Qué puedes hacer? Caminar una hora al día a paso rápido combate el estrés, quema calorías y mejora la masa muscular, o lo que es lo mismo, tiene un triple efecto positivo.

La falta de sueño

Si te acuestas tarde, tienes más probabilidades de seguir comiendo o bebiendo después de la cena, y eso supone sumar calorías adicionales al total diario. Además, hay otra razón bioquímica: la falta de sueño altera los biorritmos y genera una respuesta hormonal que aumenta el apetito y disminuye la sensación de saciedad tras haber comido.

¿Qué puedes hacer? Da un paseo matinal. La luz de las primeras horas del día ayuda a reestablecer las pautas de sueño.

La menopausia

La caída de los niveles hormonales que se produce en esta etapa de la vida no es toda la explicación al incremento de peso que sufren las mujeres en esta etapa de su vida. Con el paso de los años, también se reduce el metabolismo, lo cual significa que quemamos menos calorías en reposo, y cambiamos nuestro estilo de vida, generalmente hacia un estilo más sedentario. Pero en lo que sí influyen los cambios hormonales es en la silueta: a partir de los 40 o 50, tendemos a acumular más grasa en la cintura que en las caderas y muslos.

¿Qué puedes hacer? Para compensar el sedentarismo piensa en algún tipo de ejercicio que te sea especialmente atractivo y practícalo a diario o varios días por semana.

Los antidepresivos

Un efecto no deseado de algunos de ellos es el aumento de peso, algo que se produce en la cuarta parte de las personas que los toman de forma regular. Es importante recordar, sin embargo, que ese incremento puede darse, simplemente, porque esas personas se sienten mejor y disfrutan más en la mesa.

¿Qué puedes hacer? Si has aumentado de peso desde que tomas antidepresivos, pregunta al médico sobre la posibilidad de que te cambie de fármaco y pide que te asesore sobre la dieta más adecuada a tu caso.

Los corticoides

El tratamiento sistémico (oral o inyectado) con esteroides antiinflamatorios como la prednisona produce una clara escalada en la talla de la ropa. Esto se explica por la retención de líquidos y el aumento del apetito. Aunque es un efecto común, se da en mayor o menor grado en función de la dosis y el tiempo que dura la terapia. Algunas personas experimentan una redistribución de la grasa mientras siguen el tratamiento, la cual se acumula en la cara y el abdomen.

¿Qué puedes hacer? No dejes de comentar al médico los cambios que observes en tu anatomía mientras sigues un tratamiento con corticoides. Solo él puede dar consejos pertinentes o indicar medidas al respecto.

Otros medicamentos

Una larga lista de fármacos han sido asociados con un aumento de peso. La lista incluye desde los antipsicóticos hasta medicamentos para la migraña, pasando por antiepilépticos, antihipertensivos y fármacos para la diabetes. Pero, en contra de lo que creen muchas mujeres, las píldoras anticonceptivas que combinan estrógenos y progestina no engordan.

¿Qué puedes hacer? Habla con tu médico para encontrar un fármaco alternativo que trate tus síntomas con menos efectos secundarios.

Hoymujer.com