Actualización: Vie, 03 / Dic / 2010 11:11 am
Viernes, 03 / Dic / 2010

¿Perder unos kilos antes de Navidad? ¡Sí, pero con cabeza!

Cuidar la alimentación en los días previos a los grandes festines gastronómicos que se avecinan resulta un consejo más que recomendable.

¿Perder unos kilos antes de Navidad? ¡Sí, pero con cabeza!

Cuidar un poco la alimentación en los días previos a los grandes festines gastronómicos que se avecinan en pocos días resulta un consejo más que recomendable.

Lo que ocurre es que, a veces, ese ‘cuidar un poco la alimentación’ se convierte en el seguimiento de dietas extremas nada saludables.

Se trata de las denominadas ‘dietas milagro’, cuyo principal riesgo consiste en su carencia de proteínas, vitaminas y minerales y que, por lo general, desencadenan el llamado efecto rebote; con estas dietas sólo se consigue perder agua que posteriormente se recupera en forma de grasa. ¿Cómo saber que estamos frente a una de estas dietas? Estas son algunas claves:

  • Suelen ser rápidas, fáciles y con nombres pintorescos.
  • Las suelen prescribir personas que no son profesionales médicos.
  • Presuponen que los alimentos cambian los procesos bioquímicos y suelen prohibir o fomentar ciertos grupos de alimentos.
  • Suelen recomendar el uso de pastillas o infusiones tipo diuréticos. Es importante huir de ellos sin supervisión médica puesto que pueden provocar la aparición de efectos secundarios; si se administran de forma continuada y sin control pueden producir un desequilibrio asociado a pérdidas importantes de sodio, potasio y agua; deshidratación, debilidad, cansancio, insomnio, cambios de humor y de la conducta, taquicardias, etc.

En resumen, todas aquellas dietas que nos aseguren pérdidas de más de cinco kilos por mes, de manera sencilla y sin esfuerzo son dietas que nos llevarán a un efecto rebote y a poner en riesgo nuestra salud.

Y es que nunca está de más recordar que una dieta ha de estar pautada por un especialista y adecuada a las necesidades individuales de cada persona, teniendo en cuenta su metabolismo, su estado de salud y sus hábitos alimenticios para elaborar así un plan de cara a perder peso sin poner en peligro la salud.

Hola.com