Actualización: Vie, 11 / Mar / 2011 1:54 pm
Viernes, 11 / Mar / 2011

¿Cómo lograr que niños y niñas coman verduras y frutas?

Salud Integral, SI, Colombia  presenta consejos prácticos para promover una alimentación balanceada y tener un cuerpo saludable desde la niñez hasta la edad adulta.

¿Cómo lograr que niños y niñas coman verduras y frutas?
Las frutas y verduras son alimentos fundamentales en las comidas diarias de toda la familia. Es clave que desde la infancia se consuman regularmente para ayudar a  la nutrición y bienestar del cuerpo.

Está comprobado que los niños y niñas que consumen frutas y verduras crean hábitos de consumo que conducen a un mejor estado de salud y, por lo tanto, a un corazón más sano a lo largo de toda su vida.

Las verduras y frutas aportan elementos indispensables para desarrollar y mantener un cuerpo sano en los niños y las niñas, ya que contienen una gran cantidad de vitaminas, en particular A, B y C.

La vitamina A tiene como función la formación de los pigmentos visuales en la retina, la formación y mantenimiento de las células que recubren la piel, los ojos, la boca y los órganos internos, así como evitar la formación de tumores cancerosos en los órganos del cuerpo, debido a su poderosa acción antioxidante. La vitamina B contribuye a mantener el buen funcionamiento de los nervios, la sangre y la piel y ayuda a mantener el apetito y la digestión. Y la vitamina C ayuda a la resistencia de ciertas enfermedades e infecciones.

Además las frutas y verduras aportan potasio y magnesio, y ayudan en la prevención de la hipertensión, el estreñimiento (por la fibra que nos aportan) y algunos tipos de cáncer (gracias al efecto antioxidante de las vitaminas).

“Una alimentación saludable se basa en el consumo regular y proporcionado de los siete grupos de alimentos. El éxito consiste en el equilibrio al consumirlos,  teniendo en cuenta la cantidad y evitando los excesos o deficiencias. No existen alimentos buenos o malos, el problema es no tener en cuenta las necesidades nutricionales de cada individuo”, comenta la Doctora Martha Leal Bocanegra, pedíatra nutrióloga de la Fundación Cardioinfantil – Instituto de Cardiología


Consejos para la vida diaria

Ofrecer un menú variado y lleno de posibilidades de frutas y verduras. Comer diferentes colores de verduras y frutas todos los días.

Permitir la elección de los alimentos a niños y niñas. Está comprobado que la libertad de decisión incrementa el consumo de estos alimentos. Permita que lo acompañen a hacer mercado para que vean la procedencia de los alimentos y puedan conocer la variedad de posibilidades que existe.

Hacer énfasis en expresiones positivas como “¡está riquísimo!” para incentivar el consumo de frutas y verduras.

Amenizar el momento de comer con actividades divertidas: Invente canciones con los alimentos y cántelas mientras los consume. Prueben alimentos con los ojos cerrados para descubrir texturas, sabores y olores.

Dar ejemplo. Los niños tienden a copiar lo que ven hacer a sus padres, por lo que es necesario asegurar que la dieta de los adultos también sea equilibrada y variada.

No utilizar un alimento como un soborno. Por ejemplo, si se promete al niño papas fritas por comerse la ensalada se crea un mal hábito que no favorece el consumo por decisión propia.

Busque recetas con verduras y frutas que sean fáciles de preparar con ellos donde puedan ser cocineros activos del plato. Mientras cocine mencione los beneficios de cada uno de los ingredientes de la receta en la salud del cuerpo.

En el momento de la preparación hable de historias y anécdotas familiares para fortalecer los vínculos afectivos.

Involucrar a los niños y niñas en actividades relacionadas con la alimentación. Enseñarles libros sobre el tema con gráficos adecuados, para explicarles lo buenos que son los alimentos para la salud.

Si tiene jardín, plantar verduras con ellos.

Hacer divertida la primera vez que prueben un alimento. Los juegos de probar alimentos pueden ser agradables y divertidos. Se debe procurar hacer preparaciones diferentes y variadas a la hora de servir los alimentos.