Actualización: Jue, 31 / Mar / 2011 6:46 am
Jueves, 31 / Mar / 2011

Nutrición después de los cincuenta

En esta etapa de tu vida necesitarás nutrientes de excelente calidad, contenidos en una menor cantidad de calorías.

Nutrición después de los cincuenta
Consume los alimentos adecuados

Selecciona únicamente alimentos con proteínas de la mejor calidad, carnes magras, pescados, aves, legumbres, nueces y semillas. El intestino puede volverse perezoso, por lo tanto mantén alta tu ingesta de fibras provenientes de frutas, vegetales y cereales para el desayuno, además de beber por lo menos ocho vasos de agua al día.

Trata de mantener el consumo de alimentos que contengan grasas y azúcares en el mínimo. Sin embargo, si te encuentras enferma o convaleciente, las grasas pueden ser una fuente de calorías sumamente necesaria. Si tu estado general es bueno y saludable, el consejo es continuar controlando tu consumo de grasas, especialmente las saturadas.

Consumiendo los nutrientes correctos


Protege tus huesos y dientes comiendo diariamente alimentos ricos en calcio (por ejemplo leche y productos lácteos). Una baja absorción del hierro sumada al uso de determinados medicamentos puede afectar tus reservas, por eso presta especial atención a los alimentos ricos en hierro, y consume un vaso de jugo natural o frutas y vegetales en cada comida para mejorar su absorción.

Asegúrate de consumir suficiente vitamina B comiendo granos, extracto de levadura, legumbres, vegetales, frutas, huevos, pescados y carnes magras.

La vitamina D es producida por la acción de los rayos solares sobre la piel. Por lo tanto, las personas confinadas pueden presentar deficiencias que podrían ocasionarles debilitamiento y deformación de los huesos. Durante los meses de invierno, o en el caso de que te encuentres confinado, toma suplementos de vitamina D (10 mg por día).

La carne, legumbres, panes integrales y mariscos son buenas fuentes de zinc, el cual ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Menopausia

Lo que comas puede ayudarte a aliviar los síntomas de la menopausia. Intenta consumir soja, que contiene fitoestrógenos, los cuales pueden reducir los síntomas desagradables. Una reciente investigación danesa, realizada a lo largo de dos años, determinó que beber dos vasos de leche de soja por día podría proteger a las mujeres que pasaron la menopausia y sufren de osteoporosis contra el debilitamiento óseo de la columna vertebral.