Actualización: Mar, 25 / Oct / 2016 0:36 am
Martes, 25 / Oct / 2016

Infarto agudo de miocardio alcanza cada vez más a la población joven

Tags: Salud

En 2020, la enfermedad será responsable de 25 millones de muertes al año

Infarto agudo de miocardio alcanza cada vez más a la población joven

En los últimos años se han registrado casos de infartos en pacientes cada vez más jóvenes debido a los malos hábitos alimenticios y de vida, y los hombres son la población más afectada, según lo afirma el jefe del servicio de cirugía cardiovascular de la clínica del Occidente, el doctor Expedito Badillo: “Comer a deshoras es un factor muy común entre los jóvenes que, por el estrés cotidiano, el nivel competitivo y las presiones por cumplir con las responsabilidades del trabajo, olvidan que se debe cumplir un horario fijo para alimentarse y, por ende, de una manera saludable“.

Las malas costumbres alimenticias son uno de los factores que conllevan a desarrollar enfermedad aterosclerótica y a un infarto de miocardio; los inadecuados hábitos como dormir poco, el consumo desmesurado de alcohol y cigarrillo, así como llevar una vida con estrés, caracterizan la vida actual de la población joven y, en consecuencia, el alto índice de casos de infartos en edades tempranas. La evidencia recopilada durante las últimas décadas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud - OMS, indica que la exposición a estrés crónico hace más propensas a las personas a enfermar y morir de enfermedades cardiovasculares, además de doblar el riesgo de aparición de un infarto agudo de miocardio.

Para el Badillo “genera impacto ver cómo, tiempo atrás, los pacientes que operaba eran personas mayores de 60 años, mientras que hoy recibo, cada vez más, pacientes entre los 35 y los 50 años, con enfermedad coronaria para ser sometidos a revascularización de miocardio. Las sustancias tóxicas y las drogas, también son motivo de infarto. Así mismo el consumo de tabaco es un factor importante, al igual que patologías como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y la obesidad, hacen que las personas tengan mayor predisposición a sufrir infarto agudo de miocardio”.

Estudios epidemiológicos muestran que para 2020 la enfermedad cardiovascular será responsable de 25 millones de muertes al año, es decir un 36%, y por primera vez en la historia de nuestra especie, será la causa más común de muerte. De este modo, la enfermedad puede considerarse como la más seria amenaza para el género humano.

Según la Organización Panamericana de la Salud, las proyecciones realizadas sobre las cuatro causas principales de muerte a nivel mundial en 2030, indican que serán, en su orden, la enfermedad isquémica del corazón, la enfermedad cerebrovascular, el VIH/SIDA y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. De igual forma, se proyecta que el número total de muertes atribuibles al tabaco, aumentará a 8,3 millones en 2030.