Actualización: Lun, 24 / Mar / 2014 0:41 am
Lunes, 24 / Mar / 2014

Ejercitación ocular para una vista sana y duradera

Archivado en Salud

La tensión que hacen los ojos cuando ven la televisión, cuando están frente al monitor de la PC, cuando leen en exceso o están fijos en actividades como coser o pintar, le van restando poco a poco tonicidad y flexibilidad a los músculos oculares.

Ejercitación ocular para una vista sana y duradera
Ejercitación ocular para una vista sana y duradera. EFE/Archivo

Es necesario, para la salud ocular, aprender a relajar los músculos y a fortalecerlos, de manera que nuestra viste se conserve sana durante mucho tiempo. Para que los nervios y los músculos de nuestra vista se mantengan flexibles, no siempre es necesario correr al oftalmólogo. Muchos de los padecimientos dependen de la falta de relajación y, sobre todo, del no saber fijar la vista ni hacerlo con demasiada frecuencia.

Esta última es el motivo principal del uso de los anteojos y problemas comomiopía y astigmatismo. Afortunadamente, para evitar estos padecimientos no es necesario dejar de hacer las actividades que se hacen, siempre considerando que se hagan con su debida moderación. Lo que si hay que comenzar a hacer, y practicarlo como una rutina diaria, son ejercicios decirculación, relajación y fijación ocular. Antes de comenzar dicha rutina, es necesario hacer una rotación del cuello hacia ambos lados para relajar los músculos de la cabeza y la cara. De preferencia, realice estos ejercicios en un jardín o en algún lugar donde le de el sol.

Ejercitación Ocular

Ejercicio de fortalecimiento ocular: colóquese de pie y con la espaldaderecha. Afloje su cuello y su cuero cabelludo. Ahora, coloque cada uno de sus dedos índice juntos, frente a sus ojos y luego aléjelos unos 15 centímetros. Después, sepárelos hacia ambos lados y mírelos alternativamente sin mover la cabeza y el mentón.

Para eliminar la tensión ocular: mire el sol, pestañeando rápidamente mientras menea la cabeza de izquierda a derecha. Realice esto por unos minutos. Una vez que se acostumbre a este ejercicio, frote las palmas de las manos simultáneamente hasta que estas empiecen a despedir calor. Una vez que sienta calor, ponga las palmas hechas una cuenca sobre cada ojo respectivamente. Dentro de esa cuenca hecha por sus palmas, abra los ojos y verifique que no entra luz por ningún orificio. Cierre los ojos y verifique que no haya tensión ni en el cuello, ni la cabeza ni la cara u hombros. Haga esto varias veces al día.

Para la vista aguda: Coloque su dedo índice frente a sus ojos., más o menos a un centímetro o dos de distancia. Ahora elija un objeto a distancia, el más pequeño que alcance a mirar desde donde esta, de preferencia, realice este ejercicio desde una ventana donde pueda ver una panorámica. Ahora, mire la punta de su dedo índice y una vez que este bien enfocado, cambie rápidamente su vista hacia el objeto lejano elegido. Repita esto unas 30 veces, pasando la vista del objeto lejano a la punta de su dedo.

Activar el nervio óptico: coloque un dedo sobre la punta de su nariz y el otro más alejado, alineando los dos en línea recta y a una distancia que le quede cómoda a la vista. Ahora pase la mirada del dedo de la punta al otro rápidamente. Se recomienda aumentar las repeticiones en forma paulatina, para no forzar la vista excesivamente.  Al principio, inicio con 30 segundos de repeticiones y deje descansar al ojo.

Ejercicio para aumentar la circulación en los ojos: Coloque su dedo medio de la mano izquierda sobre su ojo derecho. Ahora coloque sus dedos medio e índice de la mano derecha sobre la primera articulación del otro dedo. Golpeando muy ligeramente mientras mueve el dedo alrededor del ojo. Repita este ejercicio con el dedo medio de la mano derecha en el ojo izquierdo.

Ejercitación de la fusión ocular: Colocar el dedo índice de la mano derecha frente a los ojos, a unos 50cm. Mire hacia la distancia en donde le permita ver dos dedos e lugar de sólo uno. Ahora, mire entre los dedos. Recuerde realizar los ejercicios sin excederse, sobre todo si es principiante. Se recomienda iniciar con medio minuto e ir aumentando este tiempo.

Ejercicio de relajación en la tabla inclinada: este ejercicio ayudara a relajarse y a aumentar la circulación a sus ojos. Acuéstese en la tabla inclinada y cierre sus ojos. Revise que no este tenso su cuello ni sus hombros y observe si su cabeza o cuero cabelludo están tensos. Ahora, mueva sus ojos de un lado al otro suavemente sin abrirlos.  Realizar por 30 seg. y dejar descansar.  Aproveche este momento en la tabla inclinada para respirar hondamente y liberar tensiones en todo el cuerpo.

Además de estos ejercicios, le recomendamos consumir vitaminas A y C.Incluya en su dieta zanahorias, verduras frescas y vegetales de hojas verdeoscuras. El polen, la miel de abeja y los cítricos refuerzan el sistema inmunológico y ayudan a combatir infecciones.