Actualización: Lun, 20 / Dic / 2010 11:01 am
Lunes, 20 / Dic / 2010

Sube la temperatura con el sexo oral

Consigue que tus relaciones sexuales sean más satisfactorias y alcanza orgasmos más intensos gracias al sexo oral.

Sube la temperatura con el sexo oral

Las caricias bucales participan activamente en el acto sexual y permiten conocer tu cuerpo y el del otro al detalle.

Un mundo de sensaciones

Descubre un nuevo Universo a través del sexo oral. Forma parte de todo el juego sexual entre dos, un avance previo al orgasmo que llena de placer y pasión los mejores momentos.

Elige un buen ambiente y empieza poco a poco, con caricias en la oreja o en el cuello, para pasar al vientre, a los pezones y a aquellas zonas erógenas de tu pareja, posteriormente.

Es muy importante que conozcamos el cuerpo de la otra persona, sus gustos y preferencias y que preguntes qué le pone más caliente para satisfacerle. Utiliza los labios y la lengua para acariciar, besar, lamer y chupar.

Cunnilingus: A gozar

Una de las técnicas de sexo oral más conocidas es el cunnilingus, toda una delicia para las mujeres, pues consiste en lamer y chupar la zona más caliente de ellas: la vulva.

Esta técnica se basa en lamer toda esta parte, desde el clítoris hasta la vulva, primero lentamente y de forma suave o en forma de masaje para llegar a ritmos algo más rápidos, dependiendo del grado de excitación de la mujer.

Hay que tener en cuenta que esta zona es muy sensible, así que tampoco podemos pasarnos ni morder, pues puede ser que nos hagan daño rápidamente.

Pero gracias a la cantidad de terminaciones nerviosas que posee la vulva hace que con el cunnilingus descubras sensaciones increíbles y llegues a orgasmos más intensos, rápidos y duraderos.

Mientras nos lamen esta parte, podemos introducir a la vez el dedo en la vagina, pues el placer es doblemente intenso.

La felación, el sexo oral para ellos

Es, sin duda, lo que más les gusta a los hombres en sus relaciones sexuales. Una felación consiste en introducir el miembro del hombre en nuestra boca, lamiendo, besando, siempre teniendo mucho cuidado con la punta, pues es realmente sensible.

Puedes jugar con los labios, y recorrer el miembro de arriba a abajo, e introducirlo sin miedo en tu boca varias veces. El pene estará bastante duro mientras dure la felación porque la excitación de esta parte suele ser mayor.

También puedes ayudarte con las manos y los dedos para subir y bajar el miembro mientras tocas a la vez los testículos. Llegará el momento del orgasmo y el semen se desprende, una acción que puede acabar dentro o fuera de tu boca; ello depende de ti.

¡Fuera tabúes!

Aunque a día de hoy, muchas mujeres todavía consideran esta práctica como un tabú, ya en el siglo XXI es algo totalmente normal, pues se trata de dar placer a la otra persona de una forma natural. Verás cómo te irá gustando cada vez más y su práctica te hará disfrutar y excitar a ti también.

Mujerdeelite.com