Actualización: Vie, 25 / Nov / 2011 4:17 pm
Viernes, 25 / Nov / 2011

Informalidad en clínicas de cirugía plástica, afecta el mercado

2 de cada 5 clínicas no cumplen con los estándares de habilitación. Algunos cirujanos y “clínicas” sacrifican la seguridad del paciente por tener mayor utilidad.

Informalidad en clínicas de cirugía plástica, afecta el mercado
La Gerente General de la Clínica Avellaneda, doctora Martha Hernández, manifestó hoy su preocupación  por la creciente informalidad en la atención en cirugía plástica estética, en la cual  se compromete la seguridad y la vida de los pacientes al realizar procedimientos quirúrgicos sin cumplir las mínimas normas para brindar una optima atención.

La doctora Hernández  afirma que muchas de las entidades donde se  realizan este tipo de procedimientos no cumplen las normas que los entes reguladores exigen en planta física ni en recurso humano. Tampoco están dotadas adecuadamente para atender  complicaciones que pueden derivarse de estas intervenciones.

Así mismo, cuenta cómo, en algunos lugares, se hace creer a los pacientes que todos los procedimientos de Cirugía Plástica son menores, ambulatorios, sin riesgos y que la recuperación se puede hacer en su domicilio, cuando en realidad requieren hospitalización de corta estancia que cumpla con los requisitos esenciales de este servicio, como médico presencial y  protocolos e infraestructura que garanticen la seguridad del paciente y minimicen las complicaciones que pueden presentarse en el post-operatorio inmediato de cualquier intervención quirúrgica.

Manifestó que en los 25 años que lleva al frente de la Clínica Avellaneda ha mantenido y cumplido con todos los requisitos que exigen el Ministerio de Protección Social y la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá: “cumplir con estos requerimientos representa una inversión económica, tecnológica y científica que no puede competir con la ilegalidad”.

Aseguró que continuará con estas prácticas que le han permitido garantizar excelente atención a pacientes y cirujanos; practicas en las cuales el bajo costo no es lo más importante, sino encontrar en la Clinica una empresa comprometida con la calidad de sus servicios, teniendo como pilar fundamental la seguridad de sus usuarios.

La Clínica ha sido reconocida durante 25 años por su prestigio, seriedad y responsabilidad médica con sus pacientes. Los cirujanos que habitualmente usan sus instalaciones manifiestan que al cumplir con las exigencias de la Clínica evitan someterse a las demandas por malos manejos que se presentar recurrentemente en otras instituciones, en donde por ahorrar costos se sacrifican las medidas necesarias para la prevención y manejo de las posibles complicaciones que se pueden presentar. 

Insiste en la necesidad de rescatar la Cirugía Plástica del entorno ligero y superficial que se generó en el medio, volviendo a la seriedad y responsabilidad que implica el manejo de la vida e integridad de un paciente, como principio básico de cualquier Especialidad Médica.

Por esta razón, la implementación del primer programa de Cirugía Ambulatoria en Colombia, la clínica desarrolla un proceso de acreditación con el ICONTEC, en el que dentro de muchas actividades, realizó una renovación total de las instalaciones físicas, adoptando un estilo muy  sobrio y moderno en sus salas de espera, habitaciones, salas de cirugía, consultorios, sala de recuperación etc.

Así mismo, adquirió nuevos equipos médicos de alta tecnología como mesas de cirugía, monitores de signos vitales, instrumental quirúrgico, fotósforos, etc., acompañados de una revisión y optimización  de los procesos asistenciales que permitan  continuar  prestando servicios de máxima calidad a sus usuarios.