Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Oración a Nuestra Señora de la Abundancia para atraer la riqueza y abrir nuevos caminos

Realiza tus peticiones con esta oración a Nuestra Señora de la Abundancia; de esta forma podrás alejar la ruina de tu vida, atraer una gran riqueza y abrirte nuevos caminos, hoy y siempre.

Milagrosa oración para alejar la ruina y abrir nuevos caminos en tu vida. Foto: Shutterstock
Milagrosa oración para alejar la ruina y abrir nuevos caminos en tu vida. Foto: Shutterstock

Realiza tus peticiones con esta oración a Nuestra Señora de la Abundancia; de esta forma podrás alejar la ruina de tu vida, atraer una gran riqueza y abrirte nuevos caminos, hoy y siempre.

Todos atravesamos por momentos en los que sentimos que diferentes aspectos de nuestra vida están en riesgo, y en la situación actual del mundo este sentimiento es mucho más frecuente, pues la economía de las familias de diversos lugares del mundo se ha desestabilizado, la salud corre peligro y las relaciones personales se han visto afectadas.

Por ende, ahora que necesitas realizar una petición especial, que quieres alejar por completo las ruinas y solo tener riquezas, y que deseas abrir nuevos caminos en tu vida para prosperar en todos los ámbitos de la misma, puedes ponerte en manos de la Virgen de la Abundancia con una hermosa oración, compartida por la astróloga Mhoni Vidente en su portal web.

Oración a la Virgen de la Abundancia

Oh María Santísima de la Abundancia, Virgen llena de gracia, Inmaculada Madre de Dios, Madre buena del Cielo y de la tierra, Señora de entregado amor, compasión y misericordia, a ti acudimos Virgen Santa buscando tu bondad, para que desde tu Trono Celestial dirijas hacia nosotros tu mirada piadosa, y nos concedas tu maternal ayuda y protección.

Oh gloriosísima María, Estrella de la mañana, que con el dulce nombre de Madre de la Abundancia nos otorgas bendiciones y milagros, y jamás te olvidas de nosotros ni nos abandonas, recibe mis súplicas y escúchame Señora Mía, yo (di tu nombre completo) que te amo, ensalzo, honro y admiro te pido por mis difíciles y angustiosas necesidades, postrado a tus pies me encomiendo a ti, y te suplico me concedas tu poderoso auxilio.

Bendice ¡oh Madre!, mi hogar, mis fatigas y sudores, aleja de nosotros la ruina, la pobreza y rompe todo aquello que impida nuestro bienestar, danos lo necesario para abrir nuestros caminos a la prosperidad, a la abundancia económica, al éxito. 

Haz que se resuelvan nuestras dificultades laborales, que los empleos, negocios o empresas sean bendecidos para que florezcan, progresen y triunfen, no dejes que la miseria, las necesidades y las privaciones nos agobien y causen intranquilidad en nuestros hogares; ayúdanos para que las deudas y pagos no se acumulen y podamos solucionarlos sin problemas, tiéndenos tus generosas manos y no nos abandones.

De manera especial acudo a ti Señora suplicando aligeres mis necesidades, Madre de Corazón siempre dispuesta a darnos lo mejor, ten piedad de mí y alivia mi tristeza y desazón, extiende tu favor sobre las angustias que me atormentan, abre ese prodigioso manantial de gracias que posees y aleja de mi vida las incertidumbres y los temores, haz que pueda solventar mis carencias de dinero y trabajo, que, como ves, tanto afectan mi vida, que tu poderosa misericordia me ayude a conseguir este inmenso favor que con fe te pido:

? Nuestra Señora de la Ab...

Ver tweet completo

(Debes decir de forma específica aquello que esperas conseguir de Nuestra Señora de la Abundancia)

¡Oh Madre gloriosísima!, oh milagrosa y afable Virgen de la Abundancia, en tu fiel y eficaz patrocinio confío, y con devoción y humildad en ti espero, regálame tu efectivo socorro en mis tribulaciones, abre mis caminos a la abundancia, trae a mi vida prosperidad económica y laboral, haz Madre que reciba lo que a los Cielos pido, ruega a tu amado Hijo Jesús y al Padre Dios, no me olviden y me ayuden a salir de mis problemas.

Benignísima y complaciente Reina Nuestra, te pido ilumines mi fe y fortalezcas nuestra esperanza, haz que nos arrepintamos de nuestras faltas y que podamos obtener de tu hijo un perdón generoso, bendícenos, protégenos, guárdanos, defiéndenos, presérvanos de todas las desgracias y los males, y haz buena Señora de manera que, provistos de las cosas necesarias para la vida temporal, podamos dedicarnos con mayor fervor y entrega a Dios y a nuestros semejantes, y a la salvación de nuestras almas. Amén.

Después de realizar la plegaria debes rezar tres Avemaría, un Padrenuestro y un Gloria. Recuerda que esta oración debe ser realizada durante tres días consecutivos.

Artículos Relacionados

+ Artículos