Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Oración a San Cosme y San Damián para pedir la sanación de un enfermo

Si conoces a alguien que atraviesa por algún tipo de enfermedad, reza esta oración a San Cosme y San Damián para su pronta sanación.

Oración de sanación: reza para pedir por la salud de un enfermo. Foto: Shutterstock
Oración de sanación: reza para pedir por la salud de un enfermo. Foto: Shutterstock

Si conoces a alguien que atraviesa por algún tipo de enfermedad, reza esta oración a San Cosme y San Damián para su pronta sanación.

San Cosme y San Damián son conocidos como los patrones de los médicos, pues en vida lo fueron; se dice que prestaban sus servicios sin pedir dinero a cambio, tan solo solicitaban a sus pacientes que les diera un tiempo para hablarles de Jesucristo, y fue la forma en la que lograron la conversión de una gran cantidad de personas.

El gobernador de Cilicia se enojó por estos hechos y les pidió que dejaran de predicar, pero ante su negación mandó que los echaran al mar, pero una ola los salvó; luego ordenó que se les prendiera fuego, pero salieron ilesos y las llamas solo afectaron a los paganos.

Finalmente pidió que se les cortara la cabeza y fue así como fallecieron, aunque se dice que en su tumba se cumplían diversos milagros de sanación; es por esta razón que puedes encomendarte a ellos en estas situaciones, y hoy te enseñamos una de las oraciones más poderosas dedicada a ellos, compartida por el portal ‘Oraciones Milagrosas y Poderosas’, para pedir por la salud de una persona enferma.

Oración por un enfermo

Oh gloriosos y santos médicos Cosme y Damián, que por fe en Jesús consagrasteis vuestra vida al cuidado de las almas y los cuerpos de los afligidos. Santos prodigiosos que sin esperar nada a cambio, con gran vocación cristiana y por amor a Dios, os dedicasteis a servir caritativamente al prójimo os rogamos nos ayudéis a sanarnos y liberarnos de los males espirituales y corporales que nos oprimen. Alejad de nosotros las enfermedades que nos rodean y protegednos, cuidadnos y amparadnos para que los peligros y enemigos no puedan dañarnos.

Oh médicos santos, poderosos intercesores nuestros que moráis por vuestros méritos junto a la Corte Celestial en lo alto de los Cielos, muy cerca del Altísimo, y desde allí nos mandáis con afecto vuestros favores, os pedimos uséis en favor nuestro vuestra influencia y roguéis al Padre Todopoderoso por nosotros, El ,que por su gracia, os hizo merecedores de la Gloria y que ahora escucha con atención vuestros ruegos, sabe lo mucho que sufrimos, lo que nos aflige y lo mucho que en Él esperamos y en Él confiamos.

Santos Cosme y Damián, virtuosos y entregados, prodigiosos y benditos santos auxiliadores en los problemas de salud y en las graves enfermedades, volved vuestra compasiva mirada sobre nosotros que ahora os invocamos con gran esperanza solicitando vuestro milagroso patrocinio.

Os pedimos que nos ayudéis a recuperar la salud, bendecid a los médicos y sanitarios que nos cuidan y que también bendiga las medicinas que tomamos, para que sean las adecuadas y nos hagan efecto cuanto antes, pedid al Padre misericordioso nos atienda, nos cure y restablezca la salud total de nuestro cuerpo, que con su Mano alivie nuestros dolores y padecimientos para que no padezcamos dolor, para que no suframos más, os ruego santos prodigiosos nos deis socorro, que vuestra gran humanidad y piedad nos ayude a: (decir el nombre del enfermo y la enfermedad).

Vosotros mártires gloriosos de la fe que disteis la salud a los enfermos en tantas ocasiones, que tantos milagros se han obrado por vuestra mediación, venid en nuestro rescate y pedid y orad por (decir el nombre del enfermo), para que cuanto antes reciba auxilio Divino y desaparezca de su cuerpo toda dolencia y enfermedad, rogad a Dios, nuestro Medico y Remediador Eterno sea generoso y comprensivo una vez más conmigo y reparta sus tesoros de bondad y compasión entre todos y hoy en especial a este siervo que tanto lo precisa y que con ilusión y certidumbre espera su sanación.

Santos benefactores san Cosme y san Damián, rogad por nosotros que estamos padeciendo, pedid por la salud de nuestras almas y cuerpos, guiad nuestros caminos hacia el bien y haced que como vosotros, amables Santos, sepamos tener abnegación y caridad con los demás, concedednos que nos mantengamos siempre fieles a las enseñanzas que Jesús nos dejó en los Santos Evangelios que sepamos seguir sus huellas amando a los demás y que reconozcamos que es la Luz verdadera que ilumina a todo hombre que transite por este mundo terrenal. Amén.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Vida y Estilo

Lo más leído en Colombia.com