Colombia.com Bogotá Martes, 12 / Dic / 2017

¿Cómo evitar que el perro salte al saludar?

La situación es conocida: el perro se acerca corriendo a sus dueños u otras personas y comienza a saltar sobre ellas con un entusiasmo desmedido. 

¿Cómo evitar que el perro salte al saludar?
Foto: Pixabay

Muchas veces estas muestras de alegría generan simpatía, pero otras, los saltos descontrolados también pueden resultar muy molestos. Con un poco de entrenamiento se puede evitar este comportamiento en la mascota. 

¿Por qué saltan los perros?

Originalmente, es el modo en el que los cachorros piden su comida. Cuando la madre regresa de la cacería, los cachorros le lamen la boca esperando que ella regurgite la comida para ellos. Este comportamiento se convierte un ritual de bienvenida entre perros. "Y esta también es la manera en al que el perro quiere saludar a su dueño", explica la psicóloga de animales y entrenadora de perros Stephanie Lang von Langen.

Te puede interesar: ¿Cómo hacer de un vuelo algo placentero?.

¿Qué hago con los cachorros?

Los dueños deben tratar de redirigir el comportamiento desde el principio. Esto significa que el perro puede saludar a las personas, pero debe permanecer con las patas en el suelo. Esto solo puede funciona si no se reacciona a los saltos. "Eso significa: no lo mires, no lo toques, no lo acaricies, no agites las manos", señala la veterinaria alemana Kerstin Röhrs. El animal toma cada reacción como una confirmación. 

Además: ¿Qué son los microsueños?.

En resumen: lo mejor es alejarse del perro y mirar hacia otro lado. 

Solo cuando uno logra ignorar al animal, el perro intenta cambiar el comportamiento. En el caso de los cachorros se producirá relativamente rápido, porque el salto constante es muy agotador para ellos. Pero no importa cuánto tiempo lleve: los dueños deben saludar a su mascota recién cuando tenga las cuatro patas en el suelo. Si el perro salta de nuevo, la persona retrocede tres pasos. Esto le muestra al perro una reacción clara.

¿Qué hago con perros adultos?

Desacostumbrar a un perro de más edad a los saltos puede demorar un poco más de tiempo. Para un animal de mayor tamaño es aconsejable ponerle un arnés para poder atarlo o llevarlo con la correa en el caso que sea necesario, dice Röhrs. Pero también en los perros más pequeños un arnés con una correa puede ser muy útil. Durante las prácticas, hay que actuar del mismo modo que con los cachorros. Acercarse al perro y esperar hasta que se siente. Solo entonces es saludado y acariciado

¿Qué hago si el perro salta a corredores, ciclistas o invitados?

Si el perro también salta sobre ciclistas, corredores o sobre cualquier persona que se le acerque puede convertirse rápidamente en un problema. Es aconsejable sacar al perro con la correa y llamarlo o darle alguna golosina apenas se vea a lo lejos que se acerca un corredor o un ciclista. De esta manera se evita que el perro tenga alguna mínima posibilidades de saltar. 

En casa, los dueños pueden actuar de otro modo. Una opción puede ser involucrar al invitado. En ese caso hay que advertir a la persona lo que no debe hacer de ningún modo. Se le dice a la persona que se acerque al dueño y si en ese momento el perro salta hay que darse vuelta inmediatamente. Esto se hace hasta que el perro se queda sentado y solo entonces se lo saludará. Y si recibe una recompensa, no la obtiene del invitado sino de su amo. 

Otra opción es llevar al perro a otra habitación cuando suena el timbre. "Y cuando la visita ya está sentada se puede dejar entrar al perro a esa habitación", apunta Lang von Langen.

¿Qué pasa si el entrenamiento no funciona?

Incluso si los dueños cumplen exactamente con los requisitos, es posible que el perro no deje de saltar. Entonces, debería analizarse más de cerca la vida cotidiana del animal. Puede ser que el perro esté estresado, duerma poco, le falte movimiento o esté sobrecargado. Una vez que se pueda establecer la causa, el perro también podrá concentrarse en el entrenamiento.

DPA