Colombia.com Bogotá Martes, 08 / May / 2018

Consejos para mantenerte en forma y saludable

¿Deseas mejorar tu forma física pero no haces nada activo en el transcurso de las semanas? Estas son algunas maneras para cambiar tu situación.

Consejos para mantenerte en forma y saludable
Foto: Pixabay

Aunque tengamos buenas intenciones, todos podemos caer en una rutina sin ejercicio. Tenemos cosas importantes que cumplir y nuestro entrenamiento físico muchas veces puede cambiar de lugar en la lista de prioridades. Desafortunadamente, para muchos de nosotros, esto nos puede crear la ilusión de que estamos muy lejos de nuestra meta, y que nunca más podrás estar en forma nuevamente.

Te puede interesar: Cinco trucos para acelerar el metabolismo

Yo te digo que sí puedes volver a estar en forma. Sin importar tu condición física actual, este consejo de entrenamiento te ayudará.

He decidido regresar a los consejos básicos y enfocarme en lo que a mí me ayudó. Existieron momentos cuando me sentía avergonzada de mi cuerpo; mi nivel de fortaleza, resistencia y flexibilidad estaba por el suelo. Mi autoestima era tan baja que solo quería esconderme. No puedo creer que llegué tan bajo, y la idea de recuperar mi condición física previa parecía una montaña demasiado alta para tratar de escalar.

Este no es el típico artículo de entrenamiento físico en el que necesitas un cierto número de minutos en un ejercicio específico. Este artículo está diseñado para aquellas personas que realmente quieren ponerse en forma, pero no saben por dónde empezar. No te desesperes, yo te daré el empujón que necesitas.

Mi programa para ponerte en forma

Usando mi experiencia de tener que adaptarme a la vida agitada con cuatro niños y un esposo que viajaba constantemente por cuestiones de trabajo, estos consejos son mi manual para ayudarte a que te pongas en forma. Trata de aplicar estos consejos a tu vida diaria y podrás obtener esa confianza, poder y energía en muy poco tiempo.

Entrenamiento A

A = Acción: El ejercicio puede sentirse como un desafío demasiado grande, por eso empieza por convertirte en una persona más activa. Esto puede significar estirar las piernas y agregar una simple caminata alrededor de la cuadra. Cualquier tipo de actividad física es mejor que estar sedentario.

Si recién estás empezando a ponerte en forma, no necesitas “etiquetas” que produzcan estrés en tu vida. Simplemente trata de “hacer algo” para estar “físicamente activo” de alguna forma todos los días. 

A = Analizar: Examina tu horario y mira cuando tienes tiempo para tomar acción. Si te das cuenta de que no tienes dos horas para ir al gimnasio, cambiarte, hacer ejercicio, volver a cambiarte y llegar a casa, te entiendo. Entonces empecemos con pocos minutos. ¿Tienes un minuto antes de desayunar y dos minutos después de trabajar?

Puedes empezar poco a poco. Encuentra algunos minutos durante tu día y úsalos para estirarte. Con tus manos, trata de alcanzar el techo, mueve tu cuello en forma circular y disfruta la sensación. A medida que pasa el tiempo, aumenta el tiempo de dos a cinco minutos. 

Entrenamiento B

B = Balance: Tienes más probabilidad de crear a una rutina diaria si es que puedes encontrar la forma de balancear tus actividades diarias con tus necesidades. Sabemos que tienes que cumplir con obligaciones, que tienes que mantener tu círculo social y hacer tus actividades diarias. Nadie quiere aburrirse de sus actividades, por eso tienes que encontrar el mejor balance de acuerdo a tu estilo de vida. A lo mejor tendrás que agregar más actividad física, pero no hagas más de lo que realmente puedes. 

Para llegar a la cima de la montaña tienes que mantener un ritmo adecuado.

Entrenamiento C

C= Cambio: No podrás ver cambios a menos que hagas un cambio en tu vida. Todos podemos soñar, esperar y desear un cambio, pero no pasará a menos que seamos nosotros los que damos el primer paso.

Tienes que ser honesto contigo mismo todos los días. Si transcurre un día sin hacer alguna actividad física, date cuenta de que no estás haciendo nada por escalar esa montaña. Estás simplemente parado en el mismo lugar, y a lo mejor dando un paso atrás. 

C= Comunidad: Utiliza a tu comunidad para ayudarte a reconstruir tu estado físico. Tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo pueden ayudarte a que estés físicamente activo, y a lo mejor decidan unirse a tu reto de llegar a la cumbre de la montaña. Te aseguro que no eres la única persona que quiere estar en forma. Comparte con todos tu meta, y tus amigos te motivarán. Te aseguro que estarán orgullosos de tu decisión.

C = Compromiso: Ninguno de mis pasos te ayudará si no te comprometes a hacer un cambio. Mientras lees este artículo espero que te sientas motivado. Utiliza ese sentimiento y mueve tu cuerpo de alguna forma: estira tus brazos, respira profundo y trata de tocarte los dedos de los pies. Si aún te quedan energías, muévete un poco y verás cómo tu cuerpo sonríe.

Entrenamiento D 

D= Descanso: Tómate un descanso. Todos estamos ocupados y podemos sentirnos como que no tenemos tiempo para nada, ¿pero estás seguro de que no tienes tiempo para tomarte un descanso de cinco minutos? Aunque parezca imposible, cuando te tomas un descanso, tu nivel de productividad aumenta. Un descanso para tomar un caminata corta, o simplemente salir de donde estas por un momento, te ayudará a enfocarte y le agregará acción a tu día.

Y no te olvides de anotar este pequeño descanso. Cada paso es uno en la dirección correcta para volver a estar en forma.

Entrenamiento R 

R = Respiración: En mi caso, mi nivel de entrenamiento físico disminuyó cuando aumentaron mis responsabilidades y el estrés. Esto me recuerda que siempre debemos tomarnos unos minutos para respirar.

En este momento, mientras lees esto, respira profundo y siente cómo tu pecho se expande. Ahora exhala despacio. Trata de deshacerte de todo el aire que tienes en tus pulmones.

La respiración consistente puede ayudarnos a enfocarnos. Trata de escoger una de tus actividades diarias para que te ayude a recordar que debes respirar profundo y relajarte todos los días. A lo mejor puedes respirar profundo mientras esperas que esté listo el café o mientras riegas las plantas. Yo lo hago apenas mis hijos se bajan del carro, cuando los voy a dejar a la escuela, y tengo unos minutos antes de comenzar la siguiente parte de mi día.

No podrás avanzar muy lejos escalando la montaña si no tomas un tiempo para respirar y analizar tu progreso.

R= Responsabilidad: Tú y yo sabemos que necesitas hacer ejercicio. Agrégalo a tu lista diaria de cosas por hacer y haz algo para estar físicamente activo todos los días.  

Si estiras tu cuerpo por un minuto antes de desayunar, escríbelo. Si caminas alrededor de la cuadra, apúntalo. Tienes más posibilidades de hacer ejercicio si te sientes responsable de cierta rutina, y después de cinco días tendrás por lo menos cinco minutos de ejercicio de los que puedes sentirte orgulloso.

Ya diste el primer paso, ahora comprométete a dar un paso extra hacia tu meta todos los días. Muy pronto podrás ver cuán lejos has llegado.

Te puede interesar:

Roles sociales pueden hacer más vulnerables a mujeres para sufrir depresión

Posted by Colombia.com on Tuesday, May 8, 2018

Colombia.com