Colombia.com Bogotá Miércoles, 09 / Ene / 2019

Malos hábitos de belleza que se tienen que combatir

Cada año nos planteamos unas metas que queremos cumplir y en la mayoría de los casos, estas se encuentran relacionadas con temas de salud, belleza y superación personal.

Malos hábitos de belleza que se tienen que combatir
¡A acabar con estos malos hábitos! Foto: ShutterStock

Precisamente, entre las metas más frecuentes se encuentran bajar de peso, cuidarse con trucos de belleza, perfeccionar un idioma, tomar el agua que el cuerpo realmente necesita, no cenar tan tarde, entre otros.

Te puede interesar: ¿Por qué la gente acosa en redes sociales?.

¿Cómo lograr ponerse metas reales y romper con malos hábitos de belleza?

Lo primero es tener propósitos sencillos que se puedan cumplir y, como en una pirámide, empezar a escalar para tener propósitos más fuertes. Por ahora, podemos empezar con lo siguiente:

Evita quitarte el esmalte con las uñas: Es común que por nervios, estrés o por mala costumbre, nos quitemos el esmalte con las uñas en vez de utilizar removedor. Lo único que se logra haciendo esto es volverlas frágiles, pues se pierden capas de queratina y empezarás a ver tus uñas estriadas y partidas. ¿Cómo evitarlo? Si tienes pegamento, ponlo en la palma de la mano y juega con los dedos, como cuando eras pequeño.

Te puede interesar: Tratamiento facial con hielo, perfecto para antes de maquillarse.

Evita lavarte mucho o poco el cabello: Tengamos claro que el cabello también tiene su ph y que la idea es que lo cuidemos no solo al lavarlo sino con los cuidados necesarios para mantenerlo bien. En el lavado por ejemplo, la idea es no lavarlo tanto, porque lo vuelve grasoso, ni lavarlo poco porque se pueden acumular demasiados activos y finalmente se puede producir caspa. La idea es que el cabello se lave cada dos o tres días con poco champú y darle al final un chorro de agua fría con el fin de reactivar la circulación.


El uso del bloqueador solar: Con o sin sol es importante aplicarse una capa de bloqueador solar UVA y UVB que protejan la piel de los rayos ultravioletas e infrarrojos. Con esto, no solo evitarás manchas en tu piel sino la aparición temprana de arrugas. La idea es aplicarse una capa de bloqueador justo al salir de la ducha, dejar que absorba y luego seguir con la rutina de maquillaje habitual. De hecho, es vital que lo apliques también en el cuerpo, sobre todo si hay zonas que van a estar expuestas. Recuerda que el bloqueador se usa aunque no haya sol.

Evitar dormir sin desmaquillarse: Suele suceder que antes de los 30, el sueño vence primero que la belleza, pero este es uno de los peores hábitos que se puede tener. No desmaquillarse implica que se empiezan a acumular polvos, grasa natural del rostro y gérmenes. El resultado será una piel que comience a absorber el maquillaje, los poros se tapan y comienzan a aparecer granos e imperfecciones. Con ello aparecen las primeras arrugas y ojeras.

Romper con el mal hábito de no cortar las puntas del cabello. Así uno vea el cabello sano, la recomendación es cortar las puntas regularmente. Esto no quiere decir que debas gastar mucho dinero en una peluquería, pues basta con ir no a hacer diferentes cortes cada tres meses sino despuntarlo para mantenerlo sano. Adicionalmente, puedes aplicar productos hidratantes para las puntas por lo menos una vez a la semana y usar aceites como el de argán o pasta de coco para mantener la suavidad.

Redacción Vida y Estilo - Colombia.com