Por: Alexandra Mendez • Colombia.com

Bogotá cuenta con 6 Casas Refugio para mujeres víctimas de violencias

En un emotivo evento, víctimas de violencia de género compartieron sus experiencias de cómo las Casas Refugio las salvaron.

Violencia de género. Foto: Pixabay
Violencia de género. Foto: Pixabay

En un emotivo evento, víctimas de violencia de género compartieron sus experiencias de cómo las Casas Refugio las salvaron.

Las casas refugio de Bogotá son lugares físicos en donde las mujeres víctimas de violencia o en riesgo de feminicidio pueden acudir para recibir ayuda profesional y apoyo, a través de un proceso que las ayuda en la reconstrucción de sus proyectos de vida.

En estos espacios, las mujeres y sus hijos cuentan con alojamiento, alimentación, vestido y transporte de forma gratuita, con el objetivo de restablecer los derechos vulnerados en las situaciones de violencia de género.

Adicionalmente, estas zonas no solo les brindan un solvento a sus necesidades básicas, sino que también las ayudan a fortalecer sus capacidades emocionales y físicas para conseguir un empleo y facilitar su proceso de reintegración.

El pasado miércoles 14 de septiembre se llevó a cabo un emotivo evento en el centro de Bogotá, con el acompañamiento de la Secretaria Distrital de la Mujer, para llevar a cabo un intercambio de experiencias entre las víctimas de violencias resguardadas en las Casas Refugio de la capital.

Durante el encuentro, se exaltó la labor realizada por todo el personal en las 6 Casas de Refugio que operan actualmente en la ciudad de Bogotá ofreciendo servicios de atención psicológica y ayuda a las ciudadanas víctimas de violencia.

A lo largo de la jornada, diferentes mujeres beneficiarias y egresadas de estos hogares, abordaron temáticas delicadas sobre como las casas refugio les ayudaron a superar sus experiencias y a transformar su vida y la de sus hijos.

Adicionalmente, Margarita Guillé, fundadora de la Red Interamericana de Refugios, Albergues y Centros para mujeres de México, junto a otras personalidades de países como Ecuador y Argentina, hablaron acerca de las buenas prácticas y las lecciones aprendidas durante el desarrollo de las Casas de Refugio en otros países.

Por su parte, Diana Rodríguez Franco, Secretaría Distrital de la Mujer, afirmó que gracias a estos lugares de acogida las mujeres tienen una segunda oportunidad de vida para superar el dolor y el miedo causados por experiencias traumáticas provocadas por sus agresores.

“Creemos firmemente en que las mujeres pueden salir de ciclos de violencias cuando dan el primer paso y nos dejan acompañarlas a dar el segundo. En estos casos, ellas cuentan con un lugar que las acoge, cuida, donde las escuchan y apoyan".

"Hemos acompañado historias de violencias, dolor y miedo. Sin embargo, también damos testimonio de que las mujeres acogidas salen adelante con las herramientas y servicios que les damos y se reinventan su proyecto de vida para vivirlo plenamente junto con sus hijas e hijos, libres de violencias”, enfatizó la funcionaria.

Artículos Relacionados

+ Artículos