Por: Karen Benavides • Colombia.com

Objetofilia: mujer se enamoró y se “casó” con el Muro de Berlín

12 años duró la relación de una mujer que asegura se casó con el Muro de Berlín; se puso ese apellido y hasta atravesó por un gran duelo cuando lo derribaron.

Mujer se “casó” con el Muro de Berlín y su relación duró 12 años. Foto: Shutterstock
Mujer se “casó” con el Muro de Berlín y su relación duró 12 años. Foto: Shutterstock

12 años duró la relación de una mujer que asegura se casó con el Muro de Berlín; se puso ese apellido y hasta atravesó por un gran duelo cuando lo derribaron.

La objetofilia es conocida como aquella condición o situación en la que una persona siente atracción emocional y sentimental hacia un objeto, como la que podría sentir normalmente otro individuo por un ser humano; de hecho, son numerosos los casos que se han conocido de personas que se enamoran y hasta se casan con determinados objetos o estructuras.

Precisamente, un cortometraje denominado ‘Frau Berliner Mauer’, desarrollado por la artista visual sueca Julia Herskovits, da a conocer una de estas curiosas historias; se trata de Eija-Riitta, quien en 1977 conoció al que sería el amor de su vida: el Muro de Berlín, una barrera de seguridad en la frontera interalemana que se convirtió en un importante símbolo de la historia de Europa.

Dos años después decidió “casarse” con el muro, aunque no se trata de una unión legal, tomando incluso por apellido el nombre del Muro de Berlín en Alemán (Berliner Mauer); y es que, según lo dio a conocer en entrevistas que le fueron realizadas para la producción audiovisual, “él llegó a aprender un poco de sueco” y podría incluso decirle “te quiero”.

Para sorpresa de muchos, y a pesar de las constantes críticas que reciben las personas que sufren de obetofilia, lo cual hace parte de un tema psicológico, la relación de Eija-Riitta Berliner Mauer con el Muro de Berlín duró 12 años, hasta 1989 cuando fue derribado; fue precisamente en ese momento que vivió uno de los peores duelos, por la pérdida de la que había sido su pareja durante tanto tiempo.

“En 1989 llegó el desastre: la reunificación de Alemania. Lo vi en la televisión, cuando ellos lo agredieron”, cuenta en el documental, demostrando que representó una gran alegría para muchas personas en el mundo, para ella fue uno de los peores días de su vida por el dolor que le provocó el fin de su “esposo”.

Eija-Riitta con una réplica del Muro de Berlín. Foto: Facebook /Traditionsverband.NVA.Polska

Y aunque aún quedan algunas partes de este muro, Eija-Riitta no ha sido capaz de volver al lugar en el que algún día estuvo su amado, y se rehusa a hacerlo a pesar de que ya han pasado muchos años, pues no es capaz de ver que ya no está allí y fue destruido; “creo que no me gustaría nada ir a verlo, aún sigo tocada emocionalmente desde que lo mutilaron”, manifestó en una entrevista con la revista ‘Vice’.

Esta mujer vive actualmente en Suecia y, sin importar lo que otros puedan opinar, confirma el amor que sintió en algún momento por el Muro de Berlín, manifestando que lo que más le atraía eran sus sexys líneas horizontales y largas; de hecho, llegó a asegurar que incluso la Gran Muralla China le pareció también atractiva, pero que era muy delgada para ella, por lo que no es comparable con su gran amor.

Artículos Relacionados

+ Artículos