Colombia.com Bogotá Lunes, 12 / Sep / 2016

Tuvo sexo durante un año con su esposo y le cambio la vida

Tener sexo todos los días durante un año mejora la autoestima y así lo confirmo esta mujer.

Tuvo sexo durante un año con su esposo y le cambio la vida
El sexo le cambio la vida por completo. Foto: Facebook

Brittany Gibbons es una escritora que ha tomado la decisión de tener sexo con su esposo todos los días durante un año. Ella decidió hacerlo luego de que se sintiera insegura y avergonzada de su cuerpo, luego de haber tenido su tercer hijo.

Brittany no podía estar desnuda frente a un espejo y mucho menos dejar que su esposo la viera así, es por eso que se ocultaba detrás de camisas holgadas y durante el sexo las luces debían estar apagadas. “A medida que pasaron los años, no poder desnudarme comenzó a preocuparme” señala Brittany.

Luego de una conversación con una amiga, que le aconsejo tener sexo todos los días por un año, decidió comentarle a su esposo Andy, quien acepto sin objeciones. Las excusas típicas de “tengo dolor de cabeza” y “estoy cansada” no fueron parte de eso 365 días.

Te puede interesar: ¿Qué pasa cuando no hay sexo en el matrimonio? 

 “No lo hice para salvar mi matrimonio. Lo hice para salvarme a mí misma”. Brittany asegura que “el sexo generó más sexo” y que los encuentros sexuales ya no sólo sucedían en la habitación, con el paso del tiempo el lavadero, el vestidor y hasta el garaje hicieron parte de la intimidad.

Cada vez que el sexo aumentaba la relación en pareja se fortalecía tanto que "nos tocábamos los brazos al pasar y nos besábamos antes de ir al trabajo”.

Pero, lo más importante fue que al tener más sexo su mirada hacia su cuerpo fue cambiando, ya no le preocupaba que sus senos fueran más grandes o si tenía rollitos.

Según Brittany ya no le preocupaba su cuerpo porque “mi cuerpo estaba siendo disfrutado por los dos, de igual manera”.

Esta mujer que aprendió a amarse a sí misma asegura que tener sexo todos los días o con frecuencia puede cambiarle la vida a las mujeres que no aceptan su cuerpo.

 

Colombia.com