Por: Alexandra Mendez • Colombia.com

Por comer sobras del día anterior, a joven tuvieron que amputarle las piernas

Según el reporte médico, no hubo otra alternativa para el jóven porque sus piernas ya presentaban necrosis. 

El joven presentó fuertes dolores después de ingerir los alimentos. Foto: Freepik
El joven presentó fuertes dolores después de ingerir los alimentos. Foto: Freepik

Según el reporte médico, no hubo otra alternativa para el jóven porque sus piernas ya presentaban necrosis. 

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos consumido alimentos recalentados. En Colombia y muchas otras partes del mundo es común guardar algunos comestibles para hacer otras comidas durante el día; por ejemplo, en el país solemos dejar una porción de frijoles o lentejas del almuerzo para hacer un calentado en la cena. 

Incluso, en Estados Unidos se tiene la práctica del recalentado por varios días luego de la cena de Acción de Gracias para evitar el desperdicio de alimentos. Sin embargo, pocas veces nos ponemos a pensar en los riesgos que esto representa. 

Precisamente, en fechas recientes se conoció el caso de un joven estadounidense que sufrió graves consecuencias en su salud luego de consumir alimentos recalentados que lo llevaron a contraer una bacteria tan fuerte que tuvieron que amputarle sus piernas.

Su historia se viralizó a través del canal de YouTube Chubbyemu, que pertenece al toxicólogo Bernard Hsu, quien narró la impresionante historia del joven de tan solo 19 años que tuvo que ser atendido de urgencia después de haber comido pollo y tallarines chinos que había comprado en un restaurante el día anterior.

Según lo relatado por Hsu en su canal, el chico perdió sus extremidades inferiores y algunas partes de los dedos de sus manos, al parecer, a causa de una infección bacteriana desarrollada por el consumo de alimentos en mal estado que le causó una grave necrosis.

El expediente del caso fue publicado en 2021 en el portal científico The New England Journal of Medicine. Allí se estableció que el joven llegó al centro hospitalario con varios episodios de vómitos y dolores intensos de estómago que empezaron justo después de consumir los alimentos recalentados. 

El estado de salud del joven fue empeorando poco a poco y comenzaron a presentarse nuevos síntomas como debilidad, malestar, visión borrosa, rigidez en el cuello, dificultad para respirar y dolor de cabeza; sin embargo lo que más sorprendió a la comunidad médica fue que al cabo de unas horas su piel comenzó a verse morada.

De inmediato tuvo que ser remitido a otro especialista del Hospital General de Massachusetts, quien determinó que presentaba un caso de Púrpura fulminante meningocócica, pero al ver que no respondía al tratamiento y luego de hacer otros exámenes se reveló que esta no era la causa de sus síntomas.

Los médicos finalmente identificaron que la causa de la necrosis se debía a una bacteria conocida como Neisseria Meningiditis, que portan en la nariz alrededor de 1 de cada 10 mil personas, misma que provocó la amputación de sus dos piernas desde la parte de abajo de la rodilla.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Vida y Estilo

Lo más leído en Colombia.com