Por: Prensa Sodexo • Colombia.com

¿Cómo empacar la lonchera de tu hijo?: claves para evitar contagios

Expertos comparten algunos consejos para el regreso a la presencialidad en los colegios; qué debe tener la lonchera para ser saludable y cómo empacarla para evitar contagios.

Lo que debes tener en cuenta al empacar la lonchera de los niños. Foto: Shutterstock
Lo que debes tener en cuenta al empacar la lonchera de los niños. Foto: Shutterstock

Expertos comparten algunos consejos para el regreso a la presencialidad en los colegios; qué debe tener la lonchera para ser saludable y cómo empacarla para evitar contagios.

Debido al modelo de alternancia educativa que en la actualidad vivimos, las rutinas de los menores cambiaron, produciendo alteraciones en sus prácticas de costumbre como los horarios de despertar y dormir, la alimentación y la actividad física. 

Sin embargo, los hábitos saludables deben permanecer durante todas las etapas de la vida, en especial en la época de estudio. “Temas como una buena calidad de sueño, realizar actividad física de forma frecuente y una adecuada alimentación son importantes para un buen estado de salud y nutrición, mucho más en la etapa de la niñez en donde formamos costumbres para toda la vida”, resalta Adriana Ruíz, coordinadora del programa de Salud y Bienestar Equilíbrate de una corporación líder a nivel mundial en servicios para el mejoramiento de la Calidad de Vida.    

Por eso, ahora más que nunca con el regreso a clases es muy importante proteger a los menores llevando una lonchera saludable, manteniéndolos sanos, activos y con un sistema inmunológico fuerte, el cual se refuerza con una alimentación balanceada, en donde se incluyan frutas, vegetales de los diferentes colores y bebidas con probióticos, esto ayuda a fortalecer las defensas para evitar el contagio de alguna enfermedad.

Una lonchera saludable debe tener frutas, vegetales y bebidas con probióticos. Foto: Shutterstock
Una lonchera saludable debe tener frutas, vegetales y bebidas con probióticos. Foto: Shutterstock

En ese orden, es ideal que la lonchera contenga macro y micronutrientes: proteínas que pueden ser de origen animal o vegetal, grasas saludables y carbohidratos de buena calidad, así como un adecuado aporte de vitaminas y minerales. De la misma manera, es fundamental acostumbrar a los niños a hidratarse de forma frecuente durante el día, por ello un buen hábito es incluir una botella pequeña de agua en sus onces. La nutricionista recomienda cuatro tipos de lonchera saludable: 

  • Un lácteo (yogurt bajo en azúcar), una torta casera y una fruta.
  • Frutos secos como nueces y almendras, una bebida achocolatada preparada en casa y un muffin.
  • Burritos de pollo y vegetales, una fruta y jugo casero.
  • Sándwich de atún y vegetales en pan integral y avena casera.

Manejo de los alimentos para evitar contagios

Según la OMS, no se ha demostrado que la COVID-19 pueda contagiarse por el contacto con los alimentos o sus envases, en general, expertos han asegurado que este se transmite de persona a persona; sin embargo, es importante mantener siempre una buena higiene al manipular la comida para evitar cualquier enfermedad transmitida por los alimentos, por ende, se recomiendan las siguientes prácticas a la hora de empacar las loncheras a los niños:

  • Se debe mantener una excelente higiene del lugar al momento de preparar los alimentos.
  • Realizar lavado de manos frecuente.
  • Recipientes limpios, en buen estado y con buen cierre.
  • Portacomidas que conserven las temperaturas de los alimentos según sea el caso.
  • Cada alimento se debe empacar por separado, ya sea en diferentes recipientes o en uno que tenga divisiones internas y no haya riesgo de mezcla de los alimentos.
  • Educar a los niños en el correcto lavado de manos antes de consumir los alimentos para que no los contaminen y evitar así posibles infecciones o enfermedades. 

Así las cosas, la alimentación de los niños en esta época de presencialidad escolar es fundamental para su estado de salud y nutrición. Teniendo en cuenta que los hábitos perduran durante toda la vida, estos se deben empezar desde que inician su alimentación complementaria, así tendrán menos riesgos de enfermedades crónicas y muchas más posibilidades de superar alguna enfermedad.

Artículos Relacionados

+ Artículos