Por: Paula Castro • Colombia.com

¡No te trasnoches!, consecuencias de acostarte muy tarde y no dormir lo suficiente

Acostarte muy tarde o tener problemas para conciliar el sueño puede incluso aumentar las probabilidades de enfermarse. 

La importancia de dormir temprano. Foto: Shutterstock
La importancia de dormir temprano. Foto: Shutterstock

Acostarte muy tarde o tener problemas para conciliar el sueño puede incluso aumentar las probabilidades de enfermarse. 

El dormir muy tarde o incluso permanecer despiertos a altas horas de la madrugada es un problema cada vez más frecuente en la comunidad, factores como la exposición a pantallas, el estrés diario e incluso la ansiedad por el día siguiente pueden hacer que las personas no tengan establecido un horario de sueño.

La especialista María Herrera, médica internista señala que esto es poco saludable y que muchas personas pueden notar subida de peso, fatiga, pérdida de la memoria y/o irritabilidad, la respuesta puede estar en la hora en la que vas a dormir. 

Pero además, especialistas de la Clínica Mayo aseguran que la falta de sueño puede afectar gravemente el sistema inmunitario, porque no solamente es importante tener las horas de sueño suficiente sino la calidad del sueño, por lo que no descansar como es aumenta las probabilidades de enfermarse tras estar expuestos a algún virus. 

La especialista María Herrera explica que la secreción de la melatonina comienza con la oscuridad. Es decir, 8:00 o 9:00 de la noche (20:00/21:00) por lo que serían las horas ideales para descansar: “Esa secreción alcanza su pico hacia las 12:00 de la noche y 1:00 de la madrugada. El proceso disminuye al amanecer”, detalla Herrera.

Además, añadió que: “Si una persona se acuesta después de las 11:00 de la noche, “la melatonina no se secreta adecuadamente”. Del otro lado de la moneda se advierten elevados los niveles de cortisol”. Y es que la digestión y la absorción de los alimentos se afectan cuando hay demasiado cortisol en sangre. Se produce indigestión, irritación e inflamación de la mucosa intestinal lo que podría ocasionar úlceras, síndrome de colon irritable y colitis, incluso el exceso de cortisol puede aumentar la presión arterial.

Entonces, las personas que no logran conciliar el sueño durante este tiempo y solo pueden dormir pasada la media noche: “tiene menos tiempo de exposición a la melatonina y no obtiene todos sus beneficios”. La cantidad óptima de sueño para la mayoría de los adultos es de siete a ocho horas de buen sueño por noche. Los adolescentes necesitan de nueve a 10 horas de sueño. Los niños ene dad escolar necesitan 10 o más horas de sueño.