Por: Prensa Laboratorios La Santé • Colombia.com

Falso o verdadero: aclarando mitos sobre los medicamentos genéricos

La desinformación sobre los medicamentos genéricos es muy grande actualmente, por eso, hoy aclararemos algunos de los mitos más populares.

Falso o verdadero: mitos populares sobre los medicamentos genéricos. Foto: Shutterstock
Falso o verdadero: mitos populares sobre los medicamentos genéricos. Foto: Shutterstock

La desinformación sobre los medicamentos genéricos es muy grande actualmente, por eso, hoy aclararemos algunos de los mitos más populares.

En cápsulas, tabletas o comprimidos, masticables, de administración vía oral, intramuscular, intravenosa, por mencionar algunos, los fármacos están a la mano de las personas para tratar enfermedades y sus síntomas, entre otros usos. 

Sin embargo, a pesar de la versatilidad en sus presentaciones y conveniencia, son objeto de una discusión popular que, aun hoy en día, deja a unos como los buenos, a otros como los malos y otros simplemente invisibles en la historia que lleva por título: medicamentos de marca o comerciales contra genéricos.

En el imaginario de los colombianos hay toda clase de creencias en torno a los fármacos que no cuentan con una marca detrás que los respalde y más allá de que, en la mayoría de los casos, queden rezagados en las droguerías, tiendas, supermercados y todo tipo de comercios, vale la pena preguntarse qué es mito y qué es realidad.

Pensando en esto, el Dr. Luis Guillermo Jiménez Villa, director científico de un reconocido laboratorio dedicado a la investigación, desarrollo y comercialización de medicamentos genéricos y de marca, plantea unas respuestas sustentadas en lo que ha afirmado la ciencia al respecto.

Mitos sobre los medicamentos genéricos

Son de baja calidad y por eso no son efectivos o se demoran en actuar

Falso. Los medicamentos genéricos son igual de seguros y eficaces que los fármacos de marca y estudios de bioequivalencia respaldan esta aseveración. Esto se traduce en que el principio activo se encuentra disponible en la sangre en igual cantidad y a la misma velocidad que lo hace el medicamento de referencia. En esa medida, tanto el medicamento genérico como el de marca actúan de la misma forma en el cuerpo.

Tienen menos componentes

Falso. Todos los medicamentos que circulan y tienen autorización de cualquier autoridad sanitaria, en este caso el Invima, se les exige la demostración científica de que poseen la misma cantidad de principio activo y su velocidad de disolución y absorción en el organismo sean equivalentes frente a los originales.

Son más económicos

Verdadero. Los medicamentos de marca o comerciales tienen un precio más alto por ciertos gastos en su producción que finalmente elevan el precio de venta. Algunos de éstos son los costos de investigación y desarrollo con el fin de obtener una patente, la inversión en promoción, comunicación y mercadeo. Los medicamentos genéricos, por su parte, al contar con menores gastos de promoción y basarse en una molécula conocida que implica una I+D (investigación y desarrollo) más breve, se comercializan a un precio menor.

Si fueran iguales no se llamarían diferente

Falso. Los medicamentos originales, medicamentos genéricos y genéricos de marca tienen la misma formulación y composición; la diferencia radica en que los medicamentos genéricos y genéricos de marca se comercializan, cuando la patente del medicamento original vence.

Los medicamentos genéricos se comercializan con el nombre del fármaco o principio activo, mientras que los medicamentos originales y medicamentos de marca se comercializan con una marca comercial que requiere promoción para ser conocida y asociada.

Producen resistencia ante determinados microorganismos

Falso. Esto va más allá de que sea un medicamento de marca o genérico, dado que esos microorganismos no identifican marcas, sino el principio activo o la molécula, y dicha resistencia se desarrolla a causa de una administración equivocada en el medicamento, principalmente por automedicación.

“Es vital que las personas, especialmente las nuevas generaciones, dejen de reproducir estos imaginarios equivocados, se informen verazmente de fuentes oficiales y recuerden que los medicamentos genéricos, al ser bioequivalentes, no sólo son iguales de eficaces y seguros que los de marca, sino que promueven la democratización en el acceso a los medios terapéuticos para tratar síntomas y curar enfermedades”, concluye el Dr. Jiménez.

Artículos Relacionados

+ Artículos