Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Rutina para tonificar glúteos y piernas: 4 ejercicios que no fallan

Luce los glúteos y las piernas que siempre has querido con esta increíble rutina que incluye 4 ejercicios de tonificación; te enseñamos a realizar cada uno de ellos.

4 increíbles ejercicios para aumentar glúteos y tonificar tus piernas. Foto: Shutterstock
4 increíbles ejercicios para aumentar glúteos y tonificar tus piernas. Foto: Shutterstock

Luce los glúteos y las piernas que siempre has querido con esta increíble rutina que incluye 4 ejercicios de tonificación; te enseñamos a realizar cada uno de ellos.

Aunque la alimentación es indispensable para lograr el estado físico que deseas, no sirve de nada que tengas una dieta especial si no lo complementas con ejercicio, pues esta es la manera adecuada para trabajar los músculos; es por esta razón que debes hallar la rutina perfecta, según los resultados que esperas conseguir.

Cuando se trata del tren inferior, los objetivos más comunes son el aumento de glúteos y la tonificación de las piernas, y si es algo que has estado intentando desde hace algún tiempo sin lograrlo, puede que hayas estado utilizando los ejercicios equivocados; aquí te enseñamos una increíble rutina para conseguirlo, ten en cuenta que debes realizar 3 o 4 series de cada ejercicio, cada una con 15 o 20 repeticiones.

Arcos

Con este ejercicio no solo podrás mejorar la flexibilidad que tiene tu cuerpo y estirarte también un poco, también lograrás trabajar fuertemente tus glúteos y la zona lumbar. Realizarlo es muy sencillo, comienza acostándote boca abajo, manteniendo estirados tus brazos y tus piernas; ahora, realizarás un arco hacia afuera, subiendo tus brazos y piernas al mismo tiempo, asegurándote de elevar tu torso y muslos.

Puente

Para tonificar las piernas, más específicamente la parte posterior de los muslos, debes recostarte en el suelo mirando hacia arriba, apoyando las plantas de tus pies con las rodillas flexionadas; posteriormente, eleva tu cadera formando una línea recta con la parte superior de tu cuerpo mientras te impulsas con tus talones, y vuelve a bajar a la posición inicial. Puedes intentar el mismo ejercicio pero manteniéndote arriba durante algunos segundos.

Zancadas

Las zancadas son unos de los mejores ejercicios para trabajar los glúteos y los isquiotibiales. Para realizar este ejercicio, pon tus manos en la parte de atrás de tu cabeza con los codos hacia afuera y separa tus pies al ancho de tus hombros; luego, da un paso hacia adelante y baja, asegurándote de que la rodilla de la pierna de atrás no toque el suelo y la de la pierna delantera no sobrepase la punta del pie, luego vuelve a la posición inicial y haz lo mismo con el lado contrario.

Las zancadas son perfectas para trabajar glúteos e isquiotibiales. Foto: Shutterstock
Las zancadas son perfectas para trabajar glúteos e isquiotibiales. Foto: Shutterstock

Sentadillas dinámicas

Así como las zancadas, las sentadillas también pueden ayudarte a trabajar tus glúteos, así como los gemelos, los lumbares y los cuádriceps. Párate derecho, separando tus pies a la anchura de tu cadera, posteriormente, baja hacia atrás como si fueras a sentarte, sobrepasando un poco el ángulo de los 90 grados, sin que las rodillas sobrepasen las puntas de los pies ni se doblen hacia adentro; ahora, impúlsate con tus talones para dar un gran salto y al caer finaliza en la misma posición del inicio.

Artículos Relacionados

+ Artículos