INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
Colombia.com
 
JOSÉ MARÍA CARBONELL (Prócer de la independencia)
Casa Museo 20 de Julio, Bogotá
Colombia.com Nació en Santafe en 1778 y murió en la misma ciudad el 19 de junio de 1816. Es conocido en la historia de la independencia de Colombia como el "chispero de la Revolución", por su acción dinámica y decisiva en los hechos políticos del 20 de julio de 1810.

Carbonell era hijo de José Carbonell y María Josefa Martínez Valderrama. A los 25 años ya desempeñaba un modesto empleo en la Expedición Botánica, empleo por el que debió abandonar los estudios comenzados en el Colegio de San Bartolomé.

Carbonell demostró, desde joven, una recia personalidad de caudillo y su magnífica elocuencia se alimentaba de una gran pasión igualitaria y de la emoción profunda que sentía ante los dolores de los humildes y la miseria de los oprimidos.

Pensaba que lo más importante en el proceso
revolucionario era la acción del pueblo, que, según
él, era la base única de toda empresa fecunda


El ambiente de libertad y de independencia que se vivía en la Expedición Botánica fue esencial en el pensamiento y la acción del criollo José María Carbonell. Él pensaba que lo más importante en el proceso revolucionario era la acción del pueblo, de las clases humildes; ello señala que, según Carbonell, el pueblo era la base única de toda empresa fecunda.

En aquella histórica tarde del viernes del 20 de julio de 1810, Carbonell realizó uno de los actos más trascendentales de nuestra historia: acompañado de un grupo de estudiantes y de amigos se encaminó a los arrabales de Santafé donde habitaban millares de artesanos, mendigos, indios y mulatos, gentes desesperadas y míseras, y las invitó, con su extraordinaria elocuencia, a trasladarse al centro de la ciudad para solicitar no una Junta de Notables, sino Cabildo Abierto.

Dice el "Diario Político": “Don José María Carbonell, joven ardiente y de una energía poco común, sirvió a la patria en la tarde y en la noche del 20 de un modo poco común; corría de taller en taller, de casa en casa; sacaba gentes y aumentaba la masa popular... Carbonell ponía fuego por su lado al edificio de la tiranía, y nacido con una constitución sensible y enérgica tocaba en el entusiasmo y se embriagaba con la libertad que renacía entre sus manos. ¡Dichoso si no hubiera padecido vértigos políticos y cometido imprudencias!”.

Antes de morir le dijo al verdugo: “Yo te perdono
de corazón, que tú no tienes la culpa”


En la primera República granadina, Carbonell fue apasionado centralista, siguiendo la tendencia partidista del precursor Antonio Nariño. Se recuerda la escena cuando Carbonell pisoteó públicamente el periódico La Gaceta, órgano de los federalistas, lo cual dio origen a la denominación de "carracos" y "patiadores".

Durante la Primera República, Carbonell ocupó diversos cargos: capitán de milicias de infantería, oficial mayor de cajas, contador y tesorero de Hacienda de Cundinamarca. Siempre abogó por la libertad y la independencia; abogó también por una administración más pura, más amplia, liberal, más acorde con las nuevas y necesidades del recientemente conformado Estado nacional.

En los años de la reconquista española en el Nuevo Reino de Granada, cuando se instauró el terror y la persecución a los criollos revolucionarios, cayó el chispero de la revolución del 20 de julio de 1810.

El 19 de junio de 1816 Carbonell fue ahorcado en la Huerta de Jaime, en Bogotá. Antes de morir hizo al pie del suplicio una plática que enterneció a los patriotas; le dijo al verdugo: “Yo te perdono de corazón, que tú no tienes la culpa”.

..........

Fuentes: Javier Ocampo López/ Indalecio Lievano Aguirre
Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores, tomo de biografías
 
Atrás Imprimir Enviar
Arriba Compartir