INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
Colombia.com

 

Proceso de Diálogo Gobierno de Uribe Vélez – ELN

Durante la primera administración presidencial de Álvaro Uribe Vélez, se pusieron en marcha esfuerzos para iniciar un proceso de paz con el ELN, inicialmente en Cuba, entre agosto y diciembre de 2002, y después a través de la facilitación mexicana, entre junio de 2004 y abril de 2005.

Con el traslado de Francisco Galán a Casa de Paz en Medellín, y la puesta en marcha de una Fase Formal Exploratoria en Cuba, desde diciembre de 2005, se abrió paso un proceso de diálogo que dejó como resultado la publicación conjunta del folleto “Documentos del Diálogo Exploratorio entre el Gobierno y el ELN”, en mayo de 2006.

Desde finales de la primera administración del presidente Uribe, el Gobierno planteó al ELN que hacía una valoración positiva del camino recorrido en la fase exploratoria hasta la Cuarta Ronda , considerando necesario dar un salto audaz, para llevar el proceso hacia una nueva fase de consolidación y desarrollo.

Por tal motivo y previo acuerdo con el ELN en torno al procedimiento utilizado, el Gobierno Nacional presentó a este grupo guerrillero una propuesta confidencial, el día 18 de agosto de 2006. En dicha propuesta, partiendo del compromiso de un cese de hostilidades por parte del ELN, se ofrece la apertura de un “espacio político” e incluso, el compromiso del Gobierno para “impulsar las reformas legales necesarias” a fin de hacer posible una “participación en las elecciones del 2007” .

Para tratar tal propuesta, se adelantó una reunión en Caracas, con presencia de Antonio García, entre los días 21 y 23 de septiembre de 2006. En dicha reunión quedó claro que no existía interés de parte del ELN de participar de manera directa en las elecciones del 2007, aunque mantenía su opción por una participación política ligada a una acción más amplia con las comunidades.

Como resultado de la mencionada reunión, se decidió convocar a la Cuarta Ronda en la Ciudad de La Habana , para avanzar hacia lo que se llamó un “Acuerdo Base”, que en principio se relacionó con cuatro ejes temáticos: participación social, acción política, ambiente nacional y comunidad internacional.

En efecto, tales temas se abordaron durante la reunión realizada entre el 20 y el 25 de octubre de 2006 en la República de Cuba. Al finalizar la mencionada reunión, Gobierno y ELN emitieron un comunicado conjunto con las Conclusiones de la Cuarta Ronda , donde se resaltan los avances logrados, en especial el “diálogo constructivo y la madurez política” que primó en la mesa, entregando a la opinión un “balance positivo” para la continuidad del proceso.

Se resaltó, igualmente, el avance en el diseño del proceso, estableciéndose dos ejes estructurantes para un Acuerdo Base. De esta forma, los cuatro ejes temáticos iniciales quedaron reducidos a dos: Ambiente para la Paz y Participación de la Sociedad. Al finalizar la reunión se había avanzado de manera significativa en los dos propósitos centrales de la fase exploratoria. Se contaba con un diseño del proceso , complementado con la presentación, por parte del Gobierno y ELN, de sus propuestas sobre agenda temática.

Como producto de la Cuarta Ronda , quedó una Memoria Interna , definiendo las reglas para la puesta en marcha de un Fondo para la Financiación de la Mesa y una propuesta operativa, que establecía una dinámica de trabajo permanente, con el propósito de avanzar hacia una reunión en el mes de diciembre de 2006 que permitiera a las partes adentrarse de lleno en la redacción del Acuerdo Base.

Con el propósito de concretar la creación del Fondo para la Financiación de la Mesa , las partes sostuvieron una nueva reunión en Caracas el día 24 de noviembre de 2006, con presencia de los delegados de los tres países acompañantes-garantes (España, Noruega y Suiza). De dicha reunión salió un documento , desarrollado posteriormente en sus aspectos operativos el día 2 de diciembre de 2006. Se decidió que fuera el PNUD la entidad encargada de operar el Fondo, al cual se le asignó una vigencia de 3 meses con aportes realizados por parte de los países acompañantes.

Durante los meses de enero y febrero de 2007 se realizaron varias reuniones en la ciudad de Caracas. A las últimas dos reuniones asistió Pablo Beltrán, quien había recibido el día 30 de enero de 2007, el reconocimiento por parte del Gobierno Nacional de su condición de Miembro Representante , con el fin de integrarse a la Delegación compuesta por Antonio García, Francisco Galán y Juan Carlos Cuellar. En dichas reuniones se precisó el alcance del Acuerdo Base y su relación con el temario de agenda.

Igualmente, se confrontaron las agendas en un documento elaborado por el ELN y aceptado por el Gobierno como guía temática de la discusión. Finalmente, se decidió realizar una nueva Ronda de Conversaciones en La Habana entre el 22 y el 28 de febrero de 2007.

Durante la Quinta Ronda de conversaciones en La Habana , se avanzó en la presentación por cada una de las partes de sus puntos de agenda. Partiendo de la guía temática presentada por el ELN en Caracas, el Gobierno presentó una propuesta para la articulación del diseño acordado en la Cuarta Ronda con la agenda temática, privilegiando aquellos puntos en que había coincidencia, como el Cese de Hostilidades y la Convención Nacional.

Dichos puntos se adscriben a los ejes “ambiente para la paz” y “participación de la sociedad”, respectivamente, dejando los otros puntos como satélites de éstos (caso del “desminado” como satélite de cese de hostilidades, o “casas de paz” como satélite de convención nacional) mientras los puntos relacionados con garantías y financiación se definen como conectores.

La Quinta Ronda finalizó, como estaba previsto, el 28 de febrero, después de una discusión amplia sobre los puntos de la agenda y su articulación con un Acuerdo Base que tuviera impacto sobre la realidad del país. Quedó por definir una nueva fecha para la reunión de las delegaciones, así como una metodología de trabajo para adelantar la negociación.

El Gobierno dejó, para consideración del ELN, la propuesta de trabajar sobre textos elaborados por cada una de las partes, para iniciar sobre ellos la negociación de un Acuerdo Base que integre, tanto los puntos de agenda como el diseño del proceso, fijando además un cronograma para su realización.

Los días 13 y 14 de marzo, Gobierno y ELN (representados por Luis Carlos Restrepo y Pablo Beltrán, respectivamente) se reunieron con el Maestro Gabriel García Márquez en La Habana , quien ofreció todo su concurso para ayudar con entusiasmo y patriotismo al éxito del proceso. La noche del 14 de marzo, los representantes de las dos delegaciones tuvieron una reunión con el Vicepresidente cubano, Raúl Castro, en compañía del Maestro García Márquez. En dicha reunión el gobierno de la República de Cuba reiteró su apoyo decidido y respetuoso a los esfuerzos de paz que adelantamos los colombianos.

El día 17 de marzo, Luis Carlos Restrepo, como representante del Gobierno, y Pablo Beltrán, en representación del ELN, decidieron denominar a la próxima reunión “ Encuentro para la negociación del Acuerdo Base ”. Se acordó un período de seis semanas para la mencionada reunión, iniciando después de Semana Santa, es decir, en la segunda semana de abril. Mediante carta del 28 de marzo , el Alto Comisionado para la Paz ha ratificado al ELN “la total disponibilidad para iniciar el mencionado encuentro de inmediato”, resaltando en dicha carta que resulta de la mayor importancia la confirmación por parte de la delegación del ELN de “su disponibilidad para coordinar las actividades logísticas relacionadas con el traslado a La Habana ”.

 

 
más informes especiales