Por: Yuly Solis • Colombia.com

"No merezco perdón": Exmilitares aceptan su participación en falsos positivos y confiesan cómo eran premiados

Exmilitares del Batallón La Popa en Valledupar, reconocieron varios casos de falsos positivos y confesaron cómo eran recompensados por dar de baja a civiles.

Actualización
Exmilitares colombianos implicados en "falsos positivos" concluyen testimonios ante la JEP. Foto: EFE
Exmilitares colombianos implicados en "falsos positivos" concluyen testimonios ante la JEP. Foto: EFE

Exmilitares del Batallón La Popa en Valledupar, reconocieron varios casos de falsos positivos y confesaron cómo eran recompensados por dar de baja a civiles.

Este martes 19 de julio, la JEP llevó a cabo en Valledupar, Cesar, el segundo día de la audiencia de reconocimiento de casos de ejecuciones extrajudiciales (falsos positivos), cometidas por integrantes del Batallón de Artillería N. 2 La Popa, entre 2002 y 2005.

Para dicha audiencia, fueron citados  12 exmilitares colombianos que fueron señalados por la JEP de la ejecución de 127 civiles en el norte de Cesar y el sur de La Guajira entre el 9 de enero de 2002 y el 9 de julio de 2005. 

Durante la audiencia, los ex integrantes del Ejército que tenían altos rangos, reconocieron públicamente y frente a familiares de las víctimas que ordenaron ejecutar a campesinos e indígenas con el fin de hacerlos pasar como guerrilleros muertos en combate, y que en muchas ocasiones esto se hizo en complicidad con grupos de autodefensas.

"En el teatro de operaciones se hacían cosas totalmente distintas a las que figuraban en los papeles de las operaciones. A todos estos asesinatos obviamente se les daba la cara de legalidad", dijo el mayor retirado del Ejército Guillermo Gutiérrez Riveros, exjefe de operaciones del Batallón La Popa.

Como es de esperarse, la jornada estuvo llena de testimonios sensibles tanto por parte de los victimarios, como de los familiares de las víctimas; pero que a su vez permitieron a los asistentes ahondar más en los casos que afectaron especialmente a las comunidades indígenas wiwa y kankuamo de La Guajira y Cesar.

Los exmilitares que comparecieron este martes ante JEP son: Alex José Mercado Sierra, Carlos Andrés Lora Cabrales, Eduart Gustavo Álvarez Mejía, Efraín Andrade Perea, Elkin Burgos Suárez, Elkin Rojas, Guillermo Gutiérrez Riveros, Heber Hernán Gómez Naranjo, José de Jesús Rueda Quintero, Juan Carlos Soto Sepúlveda, Manuel Valentín Padilla y Yeris Gómez Coronel.

Al pasar a dar sus declaraciones, cada soldado dio cuenta del número apróximado de civiles a los que dieron de baja, reconociendo que por cada uno eran recompensados con ascensos, permisos en el Ejército, dinero, viajes e incluso comida.

"Acepto mi responsabilidad por esas muertes, en ese entonces, como jefe de operaciones y bajo las instrucciones de los coroneles Hernán Mejía y Juan Carlos Figueroa. Reconozco mi responsabilidad. Yo di nombres de personas que luego se convirtieron en 'falsos positivos'", expresó.

Durante los relatos, todos los implicados pidieron perdón por sus acciones e incluso reconocieron que destruyeron documentos de identidad de personas asesinadas con el fin de dificultar las labores investigativas de las autoridades, para que no se le pudiera dar nombre a los ejecutados.

Los exmilitares finalizaron sus relatos reconociendo que le fallaron a la población, al desviar su labor principal de proteger y salvaguardar la vida de los colombianos, e incluso aseguraron no merecer el perdón de aquellos que hicieron tanto daño. 

"No cumplimos con nuestra misión de salvaguardar la vida, honra y bienes. Tengan la certeza de que estos asesinatos jamás se volverán a presentar. El dolor causado a todas estas familias no tiene perdón".

 

Artículos Relacionados

+ Artículos