Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

La ciudad de Cali estuvo a un paso de decretar emergencia por la mala calidad del aire

La mala calidad del aire en la ciudad de Cali es un problema que preocupa a sus autoridades debido al incremento del parque automotor, que contribuye enormemente a la contaminación ambiental.
 

Cali tenía buena calidad de aire, pero el aumento del parque automotor elevó la contaminación. Foto: Pixabay
Cali tenía buena calidad de aire, pero el aumento del parque automotor elevó la contaminación. Foto: Pixabay

La mala calidad del aire en la ciudad de Cali es un problema que preocupa a sus autoridades debido al incremento del parque automotor, que contribuye enormemente a la contaminación ambiental.
 

La situación de la mala calidad en el aire es un asunto que se está convirtiendo en algo muy común en el mundo y Colombia no es la excepción, porque en sus principales ciudades, aquellas con mayor cantidad de habitantes, vehículos de combustión y actividad industrial, se están viviendo difíciles momentos como producto de alto grado de contaminación.

Bogotá, Medellín y Cali son las tres principales ciudades del país en su orden, y las tres presentan graves problemas de contaminación del aire que están generando graves problemas de salud entre la población, y esto ya no sucede paulatinamente como hace algunos años, sino que el número de personas con enfermedades derivadas de la mala calidad del aire que se respira aumenta.

Cali, la capital del departamento del Valle del Cauca, más conocida como la sucursal del cielo, puede parecer un infierno porque su atmósfera se encuentra viciada, atrás quedaron los años en los que en la ciudad se mantenía un ambiente de ciudad pequeña, lamentablemente el convertirse en una metrópoli, trae negativas consecuencias.

Desde el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente de Cali, DAGMA, se hace un llamado a la ciudadanía caleña para realizar un uso racional de los vehículos, debido a que estos son los elementos que más aportan contaminación a los aires.

Cali vivió unos días en los que la mala calidad del aire alcanzó registros históricos, pero las últimas precipitaciones en la ciudad, permitieron que gran parte de componentes tóxicos en el aire se disiparan, sin embargo, las autoridades ambientales se encuentran alerta porque la situación puede volver a presentarse.

Francy Restrepo es la directora del Departamento Administrativo de Gestión de Medio Ambiente de Cali. Foto: Twitter @BLUPacifico

Estimaciones de la Secretaría de Salud de Cali indican que el 4% de las personas que acudieron a los servicios de salud de la ciudad fueron diagnosticados con enfermedades ocasionadas por la mala calidad del aire que se respira en la ciudad en los últimos años.

La directora del DAGMA, Francy Restrepo, aseguró que Cali estuvo a 10 horas de que fuera declarada la emergencia en toda la ciudad por la mala calidad del aire, pero las lluvias contribuyeron a que la acumulación de partículas tóxicas se redujera.

El aumento del parque automotor en la capital vallecaucana ha contribuido con el aumento en la mala calidad del aire en la ciudad y se estima que el 50% de los gases de efecto invernadero son lanzados al aire por los vehículos automotores.

Las recomendaciones de las autoridades medioambientales caleñas son las de realizar un uso de racional de los automotores y también el de trasladarse a pie o en bicicleta.

Artículos Relacionados

+ Artículos