Por: Stephanny Pinzón • Colombia.com

“Yo lo dejé bien, ¿por qué me lo entregan muerto?”: Abuela del niño fallecido en un jardín del ICBF

Autoridades investigan lo que pudo provocar la muerte del menor, pues los directivos no dieron aviso a la familia hasta que llegaron a recoger al pequeño de 2 años.

Niño menor de edad. Foto: Shutterstock
Niño menor de edad. Foto: Shutterstock

Autoridades investigan lo que pudo provocar la muerte del menor, pues los directivos no dieron aviso a la familia hasta que llegaron a recoger al pequeño de 2 años.

¿Cómo reaccionaría si al llegar a recoger a su hijo se lo entregan muerto? Esa desgarradora historia le ocurrió a una familia al sur de Bogotá. Adrián Estiven Atehortúa era un pequeño de tan solo dos años que había sido llevado al hogar comunitario del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) en Usme.

Luz Mary López, la abuela del menor, llegó al jardín para recogerlo y tras 15 minutos de espera, una de las docentes salió a informarle que el menor estaba muerto. En medio de la impactante noticia la mujer denunció que el pequeño estaba sobre una colchoneta, como si estuviera dormido, pero que para sorpresa suya, las directivas de la institución no hicieron nada para trasladarlo a un centro de salud.  

Es decir, fue hasta que ellos llegaron a recoger a Adrián que se les informó de lo ocurrido, nadie tomo la iniciativa de dar aviso antes o de llevarlo a un centro de salud para evitar el fatídico desenlace. 

“Yo lo dejé bien por la mañana, ¿por qué me lo entregan muerto? Y ni avisarme, esperaron que yo llegara a recoger el niño normal (…) Queremos que nos expliquen por qué no llamaron una ambulancia en el momento que pasaron las cosas. Llegamos cuando ya no había nada que hacer”, dijo la abuela del menor a Noticias Caracol.

El mismo medio conoció el reporte del CAMI de Santa Librada, en el cual se señala que al pequeño le realizaron maniobras de reanimación y que, cuando se le preguntó a la profesora del jardín qué había pasado, ella refirió: "Los niños tomaban la siesta, cuando lo fuimos a despertar el niño no despertaba".

“Me desgarra el alma como abuela porque ese niño era mi vida y verlo como me lo dejaron, como lo encontré esa escena tan desgarradora, eso es lo que más duele ahora”, indicó la mujer que afirmó que cuando recogió al menor su ropa estaba embarrada y su cuerpo empapado.

Otro de los hechos tuvo que ver con la presencia de una tía que tiene una peluquería muy cerca al hogar comunitario ¿Por qué no le avisaron a ella? Esa es la pregunta contante que se hace la familia en medio de la tragedia.  El Universal conoció la respuesta del ICBF. Allí aseguraron que cuando la familia dio aviso de lo ocurrido, una ambulancia llegó para socorrer al niño que, lamentablemente, entro al centro hospitalario sin signos vitales. 

De acuerdo con la abuela, para ella fue culpa de la docente que habría abandonado a los niños durante la siesta, teniendo en cuenta que todos eran de edades muy cortas, era predecible que si algo extraordinario sucediera, nadie estaría allí para socorrerlos. 

Finalmente, autoridades se encuentran investigando los hechos para establecer que pudo provocar la muerte del niño de dos años, sin embargo, la indignación de la ciudadanía se suma a los múltiples hechos ocurridos en los que los menores han sido víctimas de sus cuidadores en centros del ICBF. 

Video tomado de El Tiempo

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Colombia.com