Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Luis Eduardo Garzón, el hombre que viniendo de abajo fue importante sindicalista y alcalde

Luis Eduardo Garzón es un ejemplo para la política nacional porque llegó a ocupar uno de los más importantes espacios siendo sindicalista y con una orientación de centro izquierda.
 

Luis Eduardo Garzón fue alcalde de Bogotá en 2004 y ministro de Trabajo en la segunda administración Santos. Foto: Youtube
Luis Eduardo Garzón fue alcalde de Bogotá en 2004 y ministro de Trabajo en la segunda administración Santos. Foto: Youtube

Luis Eduardo Garzón es un ejemplo para la política nacional porque llegó a ocupar uno de los más importantes espacios siendo sindicalista y con una orientación de centro izquierda.
 

La historia política colombiana tuvo que dar un salto en su cotidianidad de siglos con personajes que se diferenciaban de lo que parecía ser una estirpe invariable, las castas y dinastías, que, aunque se mantienen, hasta hace unas décadas dejaron de dominar a su antojo la escena gubernamental.

La elección popular de alcaldes consagrada en la Constitución de 1991 acabó con la norma de elección a cuenta del presidente, un derecho que nunca cayó bien por estar permeado de ‘amiguismo’ y pago de favores.

La Alcaldía Mayor de Bogotá, para muchos el segundo cargo gubernamental más importante del país, al que ni la vicepresidencia de la República ha podido desbancar, es una posición apetecida y disputada por políticos de todas las clases, por eso, la llegada de un hombre totalmente diferente a la clase dirigencial como Antanas Mockus, marcó un hito en la historia nacional.

Colombia había sido hasta hace pocos años un país con una inclinación política más volcada hacia la derecha, y generalmente, la izquierda dirigencial, llámese sindicalismo, siempre fue mirada con desdén, pero a pesar de esta circunstancia logró escalar hasta lo más alto del gobierno en la capital de la República de Colombia.

Luis Eduardo Garzón, conocido como “Lucho”, representa el hombre que desde abajo logró llegar hasta lo más alto del gobierno distrital y convertirse en alcalde Mayor de la ciudad de Bogotá, sin pertenecer a la alta clase dirigencial.

Lucho Garzón, de clase media, se inició como caddie en el Country Club y trabajó como mensajero en Ecopetrol, allí hizo carrera, se formó académica y profesionalmente, y se vinculó al sindicato de la petrolera colombiana, la USO, Unión Sindical Obrera, uno de los más grandes e importantes del país y del cual llegó a ser su máximo dirigente.

Garzón logró la alcaldía de Bogotá en 2004 con el Polo Democrático y fue quizás la figura más importante en la historia de este partido, y se convirtió en el primer alcalde de izquierda de la capital, su gestión se destacó por centrarse en lo social, algo poco visto en otras administraciones, o cuando menos, en las de corte político tradicional.

“Bogotá sin hambre” y “Bogotá sin indiferencia” fueron programas bandera de su administración, programas revolucionarios que buscaban favorecer a los más desprotegidos de la ciudad y que además intentaba que los habitantes de la capital volviéramos la mirada hacia los más desfavorecidos.

Lucho Garzón terminó su periodo con más expectativas que realidades, sin embargo, pasó a la historia como el ejemplo claro de que desde abajo también se puede llegar al poder. Garzón fue candidato presidencial en 2002, obteniendo la tercera votación después de Álvaro Uribe y Horacio Serpa. Fue ministro de Trabajo en el segundo Gobierno de Juan Manuel Santos y abandonó el polo Democrático; ahora ve los toros de la política nacional desde la barrera.

Actualmente es consultor, ha sido analista de comicios electorales para algunos medios y aunque no está en la orilla contraria del presidente Gustavo Petro, no comparte varias de sus posiciones.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Colombia.com