Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

La Madre María Berenice será beatificada por el Papa Francisco en el Vaticano

María Berenice Duque Hencker, monja colombiana será beatificada por el Papa Francisco junto con el Papa Juan Pablo I, el jerarca con uno de los papados más cortos de la historia.

A la madre Berenice se le atribuye la recuperación de un joven parapléjico en Medellín. Foto: Twitter @elespectador
A la madre Berenice se le atribuye la recuperación de un joven parapléjico en Medellín. Foto: Twitter @elespectador

María Berenice Duque Hencker, monja colombiana será beatificada por el Papa Francisco junto con el Papa Juan Pablo I, el jerarca con uno de los papados más cortos de la historia.

Una monja colombiana, para más señas nacida en Salamina, hoy departamento de Caldas entrará a engrosar las filas de los beatos y el Francisco autorizó que se realice el proceso, inicio de lo que puede llegar a ser una santificación.

Los decretos autorizados para el proceso de beatificación son los de la monja colombiana y el de el Papa Juan Pablo I, quien ejerció su cargo como máximo jerarca de la Iglesia Católica durante solo 33 días, inició el 26 de agosto de 1978 y finalizó con su muerte 33 días después.

El papado de Juan Pablo I, “El Papa de la sonrisa” y cuyo nombre de pila era Albino Luciani, fue uno de los más cortos de la historia y se dice de forma especulativa que fue envenenado en el Vaticano luego de que el Sumo Pontífice descubriera malos manejos en la Banca Vaticana.

La madre colombiana, María Berenice Duque Hencker, cuyo nombre de pila era Ana Julia, fue la fundadora del Instituto de Hermanas Franciscanas Misioneras de Jesús y de María en Potrerillo en el departamento del Valle del Cauca en 1957, y de María y de la Congregación de las Hermanitas de la Anunciación.

La madre María Berenice nació en Salamina, en aquel entonces departamento de Antioquia, el 14 de agosto de 1.898 y falleció en Medellín el 25 de julio de 1993 a los 94 años. La madre María Berenice se destacó por su sencillez y por su labor en favor de las personas más pobres y también de los niños, las mujeres y los jóvenes.

Para lograr la beatificación es necesario que sea reconocido un milagro por parte de los investigadores del Vaticano, debido a que se convierte en prueba de las virtudes y la santidad de una persona.

La hermana ingresó al noviciado en Bogotá en la congregación de las hermanitas de la Presentación y fue maestra de la clase superior en San Gil, Ubaté, Rionegro, Manizales, Fredonia y Sonsón.

A madre María Berenice se le atribuyen milagros, uno de ellos lo cuenta un hombre de Medellín llamado Sebastián Vásquez Sierra al que una enfermedad de nacimiento no le permitía caminar y los galenos que lo atendían dijeron que no tenía esperanzas, además tenía serias complicaciones en el hígado y los pulmones.

Con el paso de los años el niño fue creciendo y aunque continuaba enfermo le pidió a la hermana intercesión ante el señor por su recuperación y así fue, el joven sintió una iluminación y hoy camina apoyado en unas muletas cuando antes estaba postrado en una cama y debía ser llevado a todos lados en una silla de ruedas.

Artículos Relacionados

+ Artículos