Por: Redacción Colombianos • Colombia.com

Marco Antonio Rondón, el colombiano que aporta soluciones al efecto invernadero

Las actividades agrícolas contribuyen a la acumulación de gases en la atmósfera y un colombiano trabaja para que el mismo suelo pueda colaborar en la reducción del efecto invernadero.

Actualización
Marco Antonio Rondón trabaja en la reducción de gases de efecto invernadero ocasionados por la agricultura. Foto: www.issuu.com
Marco Antonio Rondón trabaja en la reducción de gases de efecto invernadero ocasionados por la agricultura. Foto: www.issuu.com

Las actividades agrícolas contribuyen a la acumulación de gases en la atmósfera y un colombiano trabaja para que el mismo suelo pueda colaborar en la reducción del efecto invernadero.

El cambio del clima dejó de ser una preocupación para convertirse en una aterradora realidad que, si no se frena pronto, no habrá oportunidad y tendremos que ver cómo nuestro planeta se convertirá en un lugar poco propicio para la vida.

Los gobiernos y las entidades están llenas de discursos, promesas y tratados, pero, aunque se formulen soluciones no se hace mayor cosa al respecto, el mundo se encuentra en estado crítico y el tiempo que queda es poco.

El efecto invernadero, elevado aumento de la temperatura se debe a la acumulación de gases en la atmósfera terrestre. Estos gases absorben la radiación infrarroja que emite la tierra, evita que esta radiación escape al espacio y la represa, la energía se manifiesta con el aumento de la temperatura en el planeta.

Marco Antonio Rondón, ingeniero químico bogotano de la Universidad Nacional de Colombia, cuenta con especializaciones en la Agencia Internacional Atómica de Viena y la Universidad de Cornell en los Estados Unidos y es uno de los científicos más reconocidos en el mundo por su trabajo a favor de la mitigación del efecto invernadero.

Pero ¿cómo puede un ingeniero Químico trabajar en favor de las soluciones del efecto invernadero?

Marco Antonio Rondón explica que entre los gases causantes del efecto invernadero están el dióxido de carbono, el metano y el oxido nitroso, “La mayoría de estos gases se han acumulado en la atmósfera en los últimos cien años, fundamentalmente a causa de la quema de combustibles fósiles y actividades industriales de todo tipo”.

Algunos de estos gases son generados por actividades agrícolas, como parte de la actividad metabólica de numerosos microorganismos que existen en el suelo, aunque hay otros capaces de consumirlos. Entonces el suelo se convierte en un regulador de la concentración de estos gases en la atmósfera.

Rondón desarrolla en el Centro Internacional de Agricultura Tropical CIAT de Palmira en el Valle del Cauca, un proyecto en el que se pretende evaluar en el campo el balance de los gases causantes del efecto invernadero.

Las investigaciones esperan encontrar prácticas agrícolas que logren que el suelo funcione como un consumidor neto de gases de efecto invernadero, lo que representa mayores esperanzas para manejar e intervenir el efecto invernadero a través de la agricultura.

El ingeniero bogotano recibió en 1997 el premio a la ciencia otorgado por el Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional de los Estados Unidos analizando elementos claves en las plantas y la dinámica de la materia orgánica del suelo.

Artículos Relacionados

+ Artículos