Colombia.com Bogotá Lunes, 05 / Oct / 2015

Rodrigo Lara aún vive y va por la alcaldía de Neiva

Archivado en Política

Todo empieza con una historia de amor prohibida, Lilia Sánchez quien en los 80 era secretaria del Partido Liberal en Neiva, tuvo un romance con el exministro de justicia Lara Bonilla, del cual nació Rodrigo Armando Sánchez, actual candidato a la alcaldía de Neiva.

Rodrigo Lara aún vive y va por la alcaldía de Neiva
Rodrigo Lara Sanchéz candidato a la alcaldía de Neiva y el exministro de justicia, Rodrigo Lara Bonilla.

Lilia no tuvo más opción que seguir adelante con su hijo, pues el exministro de justicia no reconoció a su hijo y ella decidió salir adelante sin su apoyo.

En la niñez su abuela le comentaba a Rodrigo que su padre era un hombre muy famoso del ámbito político de Colombia,  tuvo oportunidad de verlo en una manifestación con un corto saludo, las demás veces fueron en televisión.

Para ese entonces el líder liberal Rodrigo Lara Bonilla era una de las grandes promesas de la política colombiana y su pequeño hijo lo admiraba de lejos. Ahora, luego de más de 30 años que decidió recuperar su apellido y pasar de ser Rodrigo Armando Sanchéz para ser Rodrigo Lara Sánchez y así liderar Neiva.

En algunas fotos al mirarlos Rodrigo Lara Sánchez es un retrato exacto del exministro de Justicia. Aunque muchas personas sabían que era su hijo, él se enteró de que Lara Bonilla era su padre hasta los cinco, con el pasar de los años, se volvió tan conocida su historia que “cuando su padre fue nombrado en la cartera de Justicia, en el colegio le comenzaron a llamar ‘ministro’”.

A punta de trabajo Lilia le entregó estudió en un colegio público luego entró a estudiar medicina en la Universidad del Cauca. Se especializó en cirugía de tórax y trabajó en varios hospitales en Bogotá como la Shaio y Santa Clara.

Te puede interesar: Preguntas frecuentes en elecciones

Pasó el tiempo y él se realizó como profesional con una excelente carrera, pero aún así se preguntó por qué no podía ser un Lara. Fue entonces cuando en el año 2000, decidió iniciar un proceso legal con ese objetivo. Acudió a un juzgado y le realizaron unas pruebas de ADN en el instituto de genética de la Universidad Nacional que determinaron lo que es evidente: sí era hijo del exministro. 

De la muerte de su padre se enteró por televisión. Aunque lo había visto tan solo un par de veces, lo embargó una profunda tristeza. No paró de llorar en toda la noche. 

El exministro de Justicia fue asesinado por orden en Pablo Escobar, el 30 de abril de 1984, iba en su carro, un Mercedes Benz blanco, hacia su casa en el barrio Batán. Unos sicarios los interceptaron y le dispararon 25 veces. Siete de esas balas le quitaron instantáneamente: tres en el cráneo, una en el cuello, dos en el pecho y una en el lado derecho.

Hoy en día Rodrigo Lara Sánchez, se encuentra apoyado por figuras representativas del acontecer político.

Enrique Peñalosa afirma: “Rodrigo Lara Sánchez es un gran líder y un ser humano extraordinario. Es disciplinado, ecuánime, estudioso, constructivo”.

Te puede interesar: Estos son los delitos electorales

Antanas Mockus dice en un video: “La posibilidad de que usted sea elegido se construye sobre la base de una historia. Por eso el eslogan “la mejor hoja de vida”… Creo que Neiva está apuntándole a un buen camino. Bienvenido a los que creemos en la razón”. 

Antonio Navarro lo acompañó a registrar su nombre y dijo emocionado que “hay que elegir un candidato de manos limpias y mente abierta, un candidato que no se robe el presupuesto, que esté preparado para gobernar una ciudad compleja como Neiva y ese es Rodrigo Lara Sánchez”.

Escuche la mejor información y noticias en Radio en Vivo.