Colombia.com Bogotá Domingo, 22 / Dic / 2019

[OPINIÓN] Millonarios le apuesta a Gamero para salir de la tarde gris

Con la llegada de gente de la casa los directivos de Azul & Blanco esperan recomponer el camino deportivo.

Liga Aguila Millonarios FC Azul & Blanco Alberto Gamero Jorge Luis Pinto Enrique Camacho Gustavo Serpa Pitirri Salazar
Alberto Gamero nuevo técnico de Millonarios - Foto: Prensa Millonarios

Las ideas y opiniones expresadas en esta publicación son las del autor y no necesariamente reflejan la opinión ni posición de Colombia.com

La negra noche para Millonarios comenzó hace 20 años cuando el nefasto directivo Jorge Franco Pineda, de un momento a otro y sin mayores pergaminos, pasó a ser presidente del club, y aunque los ‘embajadores’ ya venían de una mala racha de diez años, con Franco se acrecentó exponencialmente la pesadilla. 

En 2003 vino el intento de Guillermo Santos Calderón y los notables para salvar Millos, pero en 2004 entraron Juan Carlos López y Luis Augusto 'Chiqui' García y se le dio otra dirección al club, la cual lo llevaría por un senda de derrotas que detonaron con desaparición en 2011 del antiguo Club Deportivo Los Millonarios, para darle paso al nacimiento de Azul & Blanco en abril de ese mismo año. 

Idos López, García y la Dirección Nacional de Estupefacientes, José Roberto Arango creó una nueva institución cuyos principales accionistas fueron personajes del mundo bursátil como Juan Carlos Ortiz, quien en su momento llegó a ser uno de los hombres más prestigiosos de ese sector en Colombia

Con Azul & Blanco, Millonarios volvió levantar un título después de diez años, esa vez de la mano del técnico Richard Páez, ganó la Copa Colombia a Chicó en Bogotá. El último  trofeo ‘embajador’ había sido la Copa Merconerte 2001, un torneo internacional desaparecido, y en ese entonces como ahora de poco prestigio, la verdad nunca tuvo mucho valor. 

Luego vino la anhelada estrella 14, la cual se consiguió en diciembre 2012 por la gestión de Azul & Blanco en cabeza de Felipe Gaitán, Eduardo Silva, Hernán Torres, por supuesto de  Juan Carlos Ortiz, el combo de Intebolsa y el Fondo Premium, que poco tiempo después caería por situaciones irregulares en el mercado financiero y bursátil colombiano. 

La caída de Interbolsa afectó significativamente a Millonarios, y antes, durante y después se cometieron crasos errores como la contratación de Juan Manuel Lillo y Pepe Portolés, bandazos en la presidencia y una serie de gastos excesivos y despilfarro que  llevaron a que los azules fueran intervenidos por la Superintendencia de Sociedades, hasta que el abogado Alejandro Revollo Rueda fue nombrado por el Gobierno interventor y liquidador del Fondo Premium de Interbolsa y de paso fue el encargado sanear el tema Azul & Blanco y Millonarios FC.  

Posteriomente llegó como presidente Enrique Camacho y Gustavo Serpa se hizo al control del club como representante de Inversiones Blas de Leso, y con practicas razonables en lo corporativo y muchos desaciertos en lo deportivo, entre 2014 y 2019 han entregado al club la estrella 15 y la Súper Liga de 2018, balance similar al de Ortiz y CIA, que ganaron un título grande y uno de menor envergadura.

Tras la ida en 2018-II de Miguel Ángel Russo, el prestigioso técnico argentino que sacó campeón a Millos en 2017-II, llegó como relevo Jorge Luis Pinto, hombre de pasado azul y recorrido mundialista, técnico de la Selección Colombia y gran experiencia internacional pero temperamental y terco, debido a su carácter y a diferencias con algunos jugadores las cosas no se dieron para Pinto y para Millos, y al finalizar 2019 el cupo a Copa Sudamericana es tan solo un premio de consolación para la sufrida, abnegada y a la vez exigente hinchada albiazul.

Hoy los directivos de Millonarios apelando a la lógica y el sentido común por fin traen a Alberto Gamero, hombre de la casa, campeón en la última etapa portentosa de Millos 1987-1988 que además ha sido campeón de Liga con Chicó y Tolima, derrotando a equipos grandes, 2008-I a América y 2018-I a Nacional, campeón de la Copa Colombia venciendo a Santa Fe, además Gamero cuenta con gran recorrido y aprendizaje en Copa Libertadores y Sudamericana.  

Sumado a esto, también llega Ricardo ‘Pitirri’ Salazar, quien estuvo en Millonarios hace algunas décadas, sabe de contrataciones, conoce perfectamente como se debe mover un club en el complicado medio futbolístico colombiano y quien sin duda será el ‘zorro’ experimentado que no dejará que Azul & Blanco luzca como caperucita roja en el bosque oscuro de FPC que es asechado y controlado por 'malvados lobos'

La tarea no es fácil para Alberto Gamero, porque dependerá que Serpa y Camacho, le den un buen presupuesto para al menos traer cuatro jugadores de alto nivel, si eso ocurre y teniendo en cuenta la mediocridad del fútbol colombiano en general, los hinchas de Millos podrían esperar un nuevo título, todo dependerá del material humano con que cuente el nuevo entrenador y que Gamero y Salazar puedan tener libertad y buenas cartas para moverse con Millos

Te puede interesar: Estas son las primeras palabras de Gamero como entrenador de Millonarios

Tal vez sea el primer paso para que Millonarios deje la tarde gris en la que está inmerso desde que se fundó Azul & Blanco, y comience a construir poco a poco el nuevo amanecer de la primavera azul con la que tanto sueñan los hinchas del tradicional y reconocido equipo colombiano. 

Anibal Palomino - Colombia.com