Por: Juliana Hernández • Colombia.com

Andrés Cepeda contó cómo logró superar la tartamudez en su adolescencia gracias a la música

Andrés Cepeda recordó lo complicado que fue para él poder comunicarse.

El artista es un ejemplo y apoyo para una gran cantidad de niños. Foto: Instagram @andrescepeda.
El artista es un ejemplo y apoyo para una gran cantidad de niños. Foto: Instagram @andrescepeda.

Andrés Cepeda recordó lo complicado que fue para él poder comunicarse.

Andrés Cepeda es una de las grandes figuras musicales del país, sus canciones han acompañado parejas completamente enamoradas, pero también a aquellos despechados que por diferentes razones no ha tenido suerte en el amor.

Desde muy joven entró a hacer parte de la industria musical, su talento lo ha llevado a recibir importantes reconocimientos nacionales e internacionales, incluyendo un gramófono, además de protagonizar grandes colaboraciones.

Su carisma y su trayectoria lo convirtieron, desde la primera temporada, en jurado de 'La voz', reality en el que los nuevos talentos, de todas las edades, encuentran la oportunidad perfecta para cumplir su meta de ser artistas.

Desde los más pequeños, hasta adultos experimentados, encontraban en él las características ideales para formarse dentro de la competencia, por eso siempre ha sido uno de los jueces más escogidos por los participantes que logran superar las audiciones a ciegas.

Lo que muy pocos saben es que llegar hasta donde está no fue una tarea nada sencilla de lograr, y él mismo lo confirmó el pasado 20 de noviembre en la conmemoración del Día Internacional del Niño hecha por Unicef.

La organización tomó la decisión de elegirlo como embajador al ser un ejemplo de alguien que, gracias a la música, logró superar un percance que de no haber sido tratado a tiempo, pudo haber perjudicado su sueño.

Cepeda, intérprete de canciones como 'Voy a extrañarte', 'Besos usados' o 'Embrujo', encontró en la música la motivación ideal para acabar con una dificultad que alcanzó a generarle delicadas inseguridades sociales: la tartamudez.

"Se empezó a manifestar en los años de la pre adolescencia (…) tenía muchos problemas para comunicarme y para socializar en mi grupo escolar porque me costaba mucho decir mi nombre o presentarme en clase", expresó.

Contó que en las melodías encontró una 'tabla de salvación' que le ayudó a seguir el que sería su destino artístico: "La música fue una oportunidad no solamente para lograr eso sino para ser la persona que soy hoy en día y encontrar un camino y enamorarme de la música y seguir estudiando y empezar con mis proyectos".

Vale la pena mencionar que entre esos proyectos en los que ha estado trabajando en los últmos años, se encuentras varios actos benéficos con los que ha podido ayudar a una gran cantidad de niños con necesidades.

 

Artículos Relacionados

+ Artículos